Deportes

Delanteros extranjeros son la excepción a la norma

Actualizado el 22 de junio de 2013 a las 12:00 am

Deportes

Delanteros extranjeros son la excepción a la norma

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Aunque claramente la tendencia de la mayoría de los clubes costarricenses es dejar de lado el mercado extranjero y enfocarse en el talento nacional, los delanteros sigue siendo una excepción.

En esa posición es que se concentran la gran mayoría de los refuerzos foráneos que llegan al país y eso se puede probar fácilmente con cifras.

Por ejemplo, de los 15 refuerzos extranjeros que hasta el momento tiene el Torneo de Invierno siete llegan con la promesa de gol como respaldo.

Un torneo atrás, en el Verano, fueron 12 de 22 refuerzos de fuera de nuestras fronteras los que intentaron suplir la carencias de anotaciones en el mercado local.

“Si usted se fija eso es lo que torneo a torneo todos los clubes buscan: delanteros. El problema aquí es que muchas veces ya se da por descontado que el delantero tiene que venir de afuera y se no se le da oportunidad a los jóvenes de las canteras.

”Por eso es que ya no se ven esos delanteros de antes como Evaristo Coronado, porque ahora las oportunidades siempre van para el extranjero”, aseguró el vocero porteño Marco Espinach.

El jerarca del Santos, Rafael Arias, aseguró que esa explicación podría ser viable, pero también acusa la falta de goleadores natos en el fútbol nacional.

“No hay duda de que delanteros faltan y que eso es lo que los clubes siempre buscamos, en cuenta nosotros que andamos en eso mismo.

”Pero nosotros tenemos cantera, y una muy buena me atrevería a decir, y yo no veo ese olfato de gol de antes, cuesta encontrar ese talento en las canchas de este país y es ahí donde tenemos que recurrir afuera, a arriesgarnos con apuestas de figuras que hasta son más caras”, finalizó Arias.

  • Comparta este artículo
Deportes

Delanteros extranjeros son la excepción a la norma

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota