Deportes

Daniel Colindres: La voluntad tiene sello de goleador

Actualizado el 26 de agosto de 2013 a las 12:00 am

Deportes

Daniel Colindres: La voluntad tiene sello de goleador

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Puntarenas. Sorprendido, Daniel Colindres simplemente miraba al energúmeno de sol–sur que profería insultos contra él.

Mientras el pachuco de gradería vomitaba su frustración, el talentoso ariete del Puerto se limitaba a mirarlo, casi con la humildad de quien pone la otra mejilla.

Daniel Colindres (22) fue una estaca incómoda en la defensa de la Liga. Johnny Acosta lo marca.  | REBECA ARIAS
ampliar
Daniel Colindres (22) fue una estaca incómoda en la defensa de la Liga. Johnny Acosta lo marca. | REBECA ARIAS

Sonó el pitazo. El sujeto del cantar deleznable se perdió tribuna abajo. Entre tanto, el hombre–gol ofreció sus impresiones.

“Sí, me siento muy bien aquí. He recibido la confianza del entrenador (Rónald Chaves) y de mis compañeros.

“La diferencia por la que usted me pregunta, tal vez tiene que ver con la regularidad. Eso es lo que siempre anhela un futbolista.

“Lo mío es el trabajo, porque el trabajo siempre respalda. Eso es lo que me pide el profe y eso es lo que trato de ofrecer para subir y subir, escalón por escalón.

“En relación con el partido, sabíamos que la Liga venía con la confianza debilitada, porque el campeonato no ha sido bueno para ellos, hasta ahora.

“Mi tarea era estar atento a sobrepasar la dura defensa liguista, y lo conseguí con ese balón largo que salió de nuestra defensa”.

Consultado sobre el papel de Colindres en el equipo, Rónald Chaves, técnico porteño, afirmó: “Es un gran muchacho. Somos privilegiados de tenerlo aquí. Además, está enrachado y eso siempre cuenta”.

Cal y arena. El energúmeno se alejó del estadio. El goleador, sin aspavientos, ofreció su verdad.

  • Comparta este artículo
Deportes

Daniel Colindres: La voluntad tiene sello de goleador

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota