Deportes

Secuelas del juicio contra empresario

Condena de Vargas deja en el aire millonaria deuda

Actualizado el 02 de mayo de 2012 a las 12:00 am

A enero anterior las empresas ligadas a él debían ¢120 millones a la CCSS

Rolando Vargas, hijo del empresario, afirmó que no tienen con qué pagarlas

Deportes

Condena de Vargas deja en el aire millonaria deuda

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

                         Grupo Ícono actualmente trabaja en alquiler de estadios. Sus oficinas fueron allanadas en enero de 2011. | ARCHIVO
ampliar
Grupo Ícono actualmente trabaja en alquiler de estadios. Sus oficinas fueron allanadas en enero de 2011. | ARCHIVO

La condena por fraude y lavado de dinero contra el empresario Minor Vargas deja en el aire la deuda de sus empresas con la Caja Costarricense de Seguro Social .

A enero anterior, la Dirección de Cobros de esa institución señaló que las sociedades presididas por el exdirigente debían poco más de ¢120 millones.

El hijo de Vargas, Rolando, aseguró hace poco más de dos semanas que en este momento su familia no está en condiciones de hacerle frente a esas obligaciones, ni tampoco tenían la obligación.

“Realmente en estos momentos es difícil poder asumir deudas con dineros que no contamos. Sabemos que en su momento habrá que hacerles frente; ahora, ahí habían representantes también.

“Ellos son los que pueden estar más enterados de ese tema, mi papá era un accionista de esas empresas y no solamente él era responsable, hay otra gente que sé que en su momento los buscarán para ver eso”, afirmó Rolando.

El hijo del exdirigente añadió que si no hubiera sido porque la justicia estadounidense ordenó que se congelaran todas las cuentas y bienes ligadas a su papá, muy probablemente hubieran pagado todo hace tiempo.

Agregó también que la mayor de esas cuentas (Brujas F. C., con ¢38.926.772), es un problema de Juan Luis Hernández, pues cuando se negoció su franquicia él aceptó asumir sus deudas y obligaciones.

Extintas. Rolando Vargas explicó que tras la detención de su padre a inicios de 2011, la gran mayoría de sus empresas dejaron de existir.

Así, explicó que Grupo Ícono, el que fuera el corazón del imperio del tico, ahora solo se dedica al alquiler de los estadios Colleya Fonseca y ST Center; mientras que su extención editorial (Revista El Gráfico, por ejemplo), debió cerrar.

“Realmente la que nos hemos concentrado en mantener ha sido Grupo Ícono, manejando lo que son los estadios. Además, está Barrio México en Segunda, que nos ha costado bastante pero ahí vamos”, afirmó el hijo del empresario.

“Muchas de esas empresas en realidad eran solo sociedades con algún tipo de negocio. La mayoría ya no existen. En la parte editorial se decidió que lo más sano era cerrar todo y que sus acreedores pudieran cobrarse su dinero por ahí. Fue una etapa dura”, añadió.

PUBLICIDAD

Profutbol, la empresa que instaló las gramillas sintéticas de la mayoría de los equipos ligados a Vargas, todavía existe pero solo porque tiene deudas por cobrar y por pagar, pero ya no desarrolla ningún tipo de actividad comercial.

“Con el resto de las sociedades no nos hemos involucrado mucho, son negocios que ni conocimos”, finalizó Rolando.

Se quiso conocer la posición de la Caja sobre el caso, pero fue imposible debido al feriado de ayer.

  • Comparta este artículo
Deportes

Condena de Vargas deja en el aire millonaria deuda

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota