Deportes

Costa Rica respira el juego más importante del torneo

El clásico es mucho más que fútbol

Actualizado el 21 de septiembre de 2013 a las 12:00 am

El clásico entre Saprissa y la Liga no solo impacta el ámbito deportivo

Tiene incidencia en el sector comercial, el mediático y hasta en el de servicios

Deportes

El clásico es mucho más que fútbol

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
Las ventas de símbolos de los dos archirrivales se incrementa en época de clásico. (Rafael Pacheco)

El clásico no son solo 90 minutos de camisetas rojinegras y moradas corriendo de un lado a otro de la cancha. Tampoco es únicamente un golpe a la tabla de posiciones o un duelo de qué barra canta más alto o una discusión en una mesa de tragos de si el Pato López o el Paté Centeno es mejor. No.

Pragmáticamente será solo eso, pero para Costa Rica, un país futbolero hasta decir basta, un partido entre Alajuelense y Saprissa significa muchísimo más.

Cuando hay clásico no solo se enciende el ámbito deportivo.

No solo a los futbolistas de Primera o a los propios aficionados de estos dos equipos les importa.

Este encuentro, existente desde octubre de 1949 y convertido en el partido local más importante del año, es una pasión de multitudes por una razón esencial: impacta con demasiada fuerza en muchos aspectos cotidianos.

Entre ellos es obligatorio mencionar al sector comercial, el mediático y el de servicios.

Y esto no solo sucede en la hora del juego, o incluso en el día del juego. Sino puede llegar a tener efecto durante los días previos o hasta en los posteriores.

Por ejemplo, en el primero de los rubros se puede mencionar que todos los productos relacionadas a ambos equipos, sean estos oficiales o no, se venden más (y quizás hasta más caros).

En el segundo, la pauta publicitaria de los medios de comunicación crece de sobremanera, cargando de anuncios al público.

En el tercero, muchos organizaciones estatales relacionadas con la seguridad activan protocolos de alerta y resguardo.

Nada de esto sucede con un Belén-Uruguay de Coronado o un Pérez Zeledón-Santos. Tampoco pasa si se sustituye alguno de estos clubes por la Liga o la S.

Es más, no pasa ni aunque sus rivales fueran Herediano o Cartaginés. El clásico es único.

  • Comparta este artículo
Deportes

El clásico es mucho más que fútbol

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota