Deportes

Primera victoria como visitante

El toque de Carmelita superó a la potencia física del Caribe

Actualizado el 11 de febrero de 2013 a las 12:00 am

Con dos goles de Alejandro Aguilar, el equipo carmelo suma dos victorias al hilo

El equipo limonense fue un cuadro distinto al plantel fuerte y unido del torneo anterior

Deportes

El toque de Carmelita superó a la potencia física del Caribe

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Limón. Con astucia infinita de cazador, Carmelita volcó las fortalezas de la Tromba Caribeña a su favor y se marchó de la azarosa cancha del Juan Gobán con una victoria.

Carmelita llegó al Caribe con un equipo joven e inexperto; incluso, algo limitado, pero dirigido por un viejo zorro que dio con la estrategia ideal para salir airoso.

Generalmente, las altas temperaturas del Atlántico juegan en contra de los visitantes. Ese fue un factor que tenía muy presente Orlando de León, técnico verdoalga, quien apostó por efectuar el toque en la media cancha y negarle así la posesión de la pelota al adversario.

Clave del mediocampo. Conscientes de que los caribeños los superaban en fortaleza física, los alajuelenses se apoyaron en el juego colectivo, en el toma y dame.

En ese contexto, el volante de recuperación, Víctor Chavarría, fue uno de los puntos altos del juego.

El carmelo, de 18 años y con una estatura no mayor a 1,70 metros, mostró un tremendo coraje al frenar el avance de dos muros de ébano, como son Kurt Bernard y Kareen McLean.

Si Chavarría fue el corazón carmelo, Berny Solórzano fue el cerebro. Al fin, Solórzano tomó un papel protagónico en el cuadro alajuelense, al ser un “diez” algo anticuado, pero realmente efectivo.

Solórzano compensó ayer su carencia de marca con la visión para mantener el juego de su equipo en el área limonense.

De hecho, el primer gol nació de una combinación entre Solórzano y Fabricio Chavarría, que terminó en los botines de su delantero en punta, Alejandro Aguilar, quien con un zurdazo venció a Erick Samudio, arquero caribeño, justo cuando corría el minuto 24.

Tras la anotación, Limón le apostó a su juego, más pasional que racional. Eso se notó en jugadores claves de la Tromba caribeña, como Andrey Francis, Jesús Camacho y Kurt Bernard, quienes nunca le tomaron el pulso al cotejo.

Era cuestión de tiempo para que Carmelita concretara el segundo. Nuevamente fue Aguilar, quien como un cazador, aprovechó el momento y la pasividad de la zaga local para anotar de cabeza, al 51’.

Con dos victorias al hilo, ante la Liga y ayer en Limón, para Carmelita fue cuestión de dos estocadas para demostrar que Limón no es invencible en el Juan Gobán.

PUBLICIDAD

También se vio que el toque y la elegancia pueden vencer ante el choque y la fortaleza física.

  • Comparta este artículo
Deportes

El toque de Carmelita superó a la potencia física del Caribe

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota