Deportes

Carlos Clark reverdece en el Carmelita

Actualizado el 04 de octubre de 2013 a las 12:00 am

Deportes

Carlos Clark reverdece en el Carmelita

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Con 13 años de carrera y 34 de vida uno esperaría ya haber visto lo mejor Carlos Clark; pero este Invierno, con Carmelita, el polifacético jugador luce lejos del ocaso de su carrera de futbolista.

“Para uno que ha sido jugador por tanto tiempo los goles es lo que más lo mueven”, comentó Clark después del triunfo verdolaga ante Alajuelense.

Aquella noche Carlos anotó por sexta vez en el torneo –es sublíder de goleo– y marcó su segundo tanto contra la Liga.

Comenzó de lateral derecho y ha ido comiendo metros hacia el frente del ataque: con Gilherme Farinha sorprende como mediapunta por la izquierda.

“La posición me ha sentado bien, me da la posibilidad de estar más cerca del marco rival”.

Altibajos. Su carrera ha tenido más vueltas y altibajos que la carretera que conduce a San Carlos, donde debutó en el 2000.

Basta con solo contar que nunca hizo ligas menores y fue visto por los Toros del Norte en el fútbol aficionado, a los 20 años.

Pasó por Ramonense y Brujas. Volvió a San Carlos en el 2006 y en el 2009 recibió su mejor oportunidad: vestir la camisa de la Liga.

Con la casaca rojinegra cumplió, siempre listo para llenar cualquier hueco en la alineación.

Celebró los títulos del Invierno 2010 y el Verano 2011. Incluso jugó la final del 2011, ante San Carlos.

Mas en noviembre de ese mismo año Clark fue despedido de la Liga.

“Aprendí mucho y aún tengo amigos que saludo después de los partidos”, contó mientras se despedía con alegría de varios manudos.

Insiste en que le queda mucho, el retiro aún no pasa por su cabeza.

“Cuando me retire es cuando las piernas no me dan. Todavía me alcanza, me cuido, como bien, no trasnocho... El fútbol me va a alcanzar para más ”, sentenció.

  • Comparta este artículo
Deportes

Carlos Clark reverdece en el Carmelita

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota