Deportes

Alajuelense reencontró su equilibrio y el triunfo en el Caribe

Actualizado el 23 de abril de 2015 a las 12:00 am

Dos anotaciones de McDonald le dieron un fácil triunfo a los manudos en Limón

Valle volvió para dar más estabilidad a una media que no dejó al rival llegar al marco

Deportes

Alajuelense reencontró su equilibrio y el triunfo en el Caribe

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
Luis Miguel Valle volvió a la titular y dio libertad a Ariel Rodríguez, quien intenta patear ante Lemark Hernández. | RAFAEL PACHECO

Con la complicidad de un dócil Limón, Alajuelense encontró una calma pasajera en su visita al caliente Caribe. Volvió a su equilibrio habitual y a la victoria, un 0-2 vital que mantiene a los manudos en la carrera por las semifinales del Verano.

Jonathan McDonald, con un doblete en su regreso a la alineación estelar, facilitó que los erizos cortaran la racha de cuatro juegos sin ganar y volvieran a respirar en la zona de clasificación.

También retornó a la titular el contención Luis Miguel Valle, quien superó su lesión de rodilla y fue emblema de la estabilidad con la que Alajuelense caminó por el Juan Gobán. Un partido como los de antaño, en los que el portero Patrick Pemberton solo fue un mero espectador.

Calma. Al minuto 16, McDonald inició una carrera por el centro y prolongó el balón para que Osvaldo Rodríguez –sustituto ocasional del golpeado Johan Venegas– se deshiciera de Richard Castañeda y lanzará un elevado centro al corazón del área limonense.

El mismo Mac apareció, desmarcado, y cabeceó con facilidad para abrir el marcador.

Eso sentenció temprano el juego, pues Limón, salvado del descenso y sin opciones de clasificar, nunca mostró ganas de querer romper el monólogo rojinegro.

Como en aquellos dulces viejos tiempos, cuando la Liga de Óscar Ramírez no sabía perder las ventajas, el conjunto erizo compactó el bloque, se acomodó atrás y se alistó para esperar oportunidades desde el contragolpe.

Eso deparó un partido aburrido, en el que ambos protagonistas navegaron con calma mientras esperaban llegar al descanso.

La complementaria apenas mejoró cuando la visita marcó el gol de la sentencia y reconoció que ya no era necesario cuidar con tanto recelo el marcador.

El 2-0 llegó en una mala transición limonense que Rónald Matarrita capitalizó con un globo que halló a McDonald habilitado por la lenta salida de César López.

Con el marco a disposición, el “19” manudo fusiló de zurda al portero Erick Samudio y se anotó el gol número 11 en el Verano. De esa manera, amplió el mejor rendimiento goleador para un torneo corto en toda su carrera.

Samudio salvó algo de honor evitando números de vergüenza con sendas intervenciones en las llegadas del suplente José Guillermo Ortiz, en un horror de la defensa, y Ariel Rodríguez, cuando intentó globear al meta.

Con la derrota de Pérez Zeledón ante Belén de ayer, la Liga necesita un triunfo para clasificar a las semifinales.

Esos tres puntos los puede conseguir en el Morera Soto, donde recibirá al Herediano (martes 28 de abril) y al descendido AS Puma (miércoles 6 de mayo).

La única complicación para Ramírez fue la expulsión de Porfirio López, al 77’, por perder tiempo. No porque eso reavivara un partido desde hace rato controlado, sino porque el defensor central será castigado por, al menos, un partido, dependiendo de la disposición del Disciplinario.

  • Comparta este artículo
Deportes

Alajuelense reencontró su equilibrio y el triunfo en el Caribe

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios

Noticias Relacionadas

Regresar a la nota