Deportes

Empató 2-2 en Limón

Alajuelense nubló aún más su oscuro arranque

Actualizado el 18 de agosto de 2013 a las 12:00 am

Manudos no caen en la desesperación y confían en que la victoria está cerca

Caribeños dicen que el cambio de horario provocó una baja asistencia ayer

Deportes

Alajuelense nubló aún más su oscuro arranque

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Limón. La Liga Deportiva Alajuelense puso ayer una nueva nube negra sobre su firmamento en el Campeonato de Invierno 2013.

El arranque desalentador de hace una semana –perder en casa contra Carmelita– se nubló aún más con el empate a ante Limón.

Manudos y caribeños llegaron ayer al estadio Juan Gobán con una derrota en su saco y obligados a obtener una victoria para no comenzar como coleros la carrera por la clasificación.

Sin embargo, con el empate, unos y otros no hicieron más que complicarse la existencia.

Cosechar un punto de seis posible no es motivo de orgullo para los dirigidos por Óscar Machillo Ramírez, para muchos, uno de los candidatos al título.

El técnico erizo reconoció ayer tras el partido que los resultados de las dos primeras fechas no estaban ni en sus planes más pesimistas; sin embargo, no desespera.

“Estamos buscando la estabilidad y en estos partidos tenemos que encontrarla y poder puntuar de tres; el equipo está con esa ansia de demostrar, hoy era una oportunidad bonita, pero dada las circunstancias, nos vamos con un punto”, aseguró Ramírez.

Según el estratega erizo, circunstancias como la lesión de Elías Palma y las difíciles condiciones del terreno de juego, le hicieron cambiar la propuesta que había trabajado durante la semana.

“No es lo mismo un muchacho que trabaje desde el lunes y se te caiga un día antes a uno que llega de un día para otro. Seguir trabajando es nuestra consigna, en algún momento tiene que abrirse el tema de los tres puntos y poder conseguir la victoria”, añadió.

Sin embargo, si los triunfos tardan un poco más en llegar, podrían aparecer demasiado tarde para que los rojinegros alcancen a quienes caminan delante de ellos en el Torneo de Invierno.

Tablas. Para Limón, la de ayer fue una jornada agridulce.

 El empate dejó a los dos equipos con apenas un punto en la contabilidad de este Invierno 2013. Acá, el meta Jairo Monge y Geiner Barthley cierran a Jerry Palacios.   |  MANUEL VEGA
ampliar
El empate dejó a los dos equipos con apenas un punto en la contabilidad de este Invierno 2013. Acá, el meta Jairo Monge y Geiner Barthley cierran a Jerry Palacios. | MANUEL VEGA

La alegría del punto ganado en la gramilla, se contrastó con la gran pérdida que tuvieron en la grada y la taquilla.

Contrario a como ha ocurrido cuando los llamados equipos grandes llegan al Juan Gobán, las graderías del estadio limonense estuvieron apenas a la mitad de toda su capacidad.

PUBLICIDAD

Para la dirigencia caribeña, el cambio de horario que se dio tras varios días de polémica fue la principal razón de que las graderías no estuvieran a reventar.

“Estamos muy molestos, no tuvimos chance para darle suficiente promoción la partido por el cambio de hora. Vamos a hacer una nota a la Unafut; estamos perdiendo dinero y Limón es un equipo que tiene problemas económicos”, aseguró el presidente limonense Carlos Pascall.

Sobre ese tema, el delantero caribeño Bill González reconoció que les deben cerca de mes y medio de salario, pero confían en que la situación mejorará.

“Es un tema muy complicado, todos necesitamos la plata, hemos estado saliendo poquito a poquito; Pascall nos ha ayudado un poco y diciéndonos que el asunto se va a solucionar.

“Cuando uno sale a la cancha se olvida de los problemas, sin embargo, cuando sale se da cuenta de que la cosa esta complicada”, aseguró González.

  • Comparta este artículo
Deportes

Alajuelense nubló aún más su oscuro arranque

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Katherine Chaves R.

katherine.chaves@nacion.com

Periodista de Sucesos

Periodista en la sección de Sucesos y Judiciales. Bachiller en Periodismo en la Universidad San Judas Tadeo.

Ver comentarios
Regresar a la nota