Deportes

Choque será mañana a las 5 p. m.

Alajuelense-Saprissa: El clásico será para ver cuál se deja la presión

Actualizado el 16 de febrero de 2013 a las 12:00 am

Alajuelense llega en plena recuperación y un triunfo le permitiría regresar a la pelea

Saprissa llega con una mala semana a cuestas y una caída prenderá las alarmas

Deportes

Alajuelense-Saprissa: El clásico será para ver cuál se deja la presión

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

¡Cómo cambian las cosas en el futbol! Hace tan solo una semana la Liga estaba hundida debido una serie de malos resultados y Saprissa era pura ilusión merced a un corajudo triunfo.

Hoy todo está al revés. Los rojinegros están en la búsqueda de acomodarse en la parte de arriba de la tabla y los morados se sostienen allí con las uñas.

El clásico del domingo será una palanca para ambos. Una “zanca” decimos en popular tico. Uno subirá alegremente y el otro se quedará abajo con tristeza.

En este momento, el impulso lo tienen los erizos y el terreno lodoso los pisan los tibaseños.

Después de una pésima racha, Alajuelense creció. Lo hizo en tres aspectos vitales: nivel de juego, confianza y motivación.

La salida de Luis Roberto Sibaja coincidió con el repunte, pues contra Herediano y San Carlos regresó ese equipo luchador, hambriento y con ideas que logró cuatro de los últimos cinco trofeos que se repartieron en el país.

Está lejos de la perfección, puesto que recibe mucho más goles que antes y por ratos se salta las líneas del campo con movimientos apresurados; no obstante, la sensación que deja, es que vive una evidente recuperación.

Eso significa que el equipo está motivado y convencido de que es hora de dejar la presión atrás.

La otra acerca. Por su parte, Saprissa ha sido intermitente en lo que va del certamen, pero con tantos refuerzos, inversión y publicidad, cada victoria es sinónimo de grandeza dentro del imaginario de todos sus partidarios.

Cuando el Monstruo le ganó, con todo mérito, a Santos de visita y a Uruguay como local, el saprissismo creyó que el equipo ya estaba listo para despegar; pero siempre encontró una pared.

La última apareció tras la peleada victoria ante los lecheros y vino con doble cobertura: el empate en Puntarenas, en el epílogo, y la merecida derrota ante el líder invicto, Cartaginés.

Los morados no juegan mal. De hecho, tienen velocidad, toque y fuerza. Generan desequilibrio y muchísimas opciones; sin embargo, pierden la concentración a menudo, en momentos claves, y fallan mucho de cara al gol.

PUBLICIDAD

Esos errores los tienen a solo un paso de encender las alarmas.

Básicamente, el clásico del domingo será un partido en el que la Liga quiere pasarle la estafeta cargada de presión a su archirrival, mientras que Saprissa simplemente buscará rechazarla.

  • Comparta este artículo
Deportes

Alajuelense-Saprissa: El clásico será para ver cuál se deja la presión

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota