Deportes

Pide que no se le juzgue solo por si anota o no

Jonathan McDonald dice que su torneo no es tan malo como algunos creen

Actualizado el 29 de marzo de 2017 a las 02:15 pm

"Yo no estoy relajado porque no anoto, pero he tenido muchísima más movilidad, más participación en la hora de jugadas y por eso es que yo digo que una cosa es ver los números de goles y otra ver el rendimiento deportivo", se defiende Mac

Deportes

Jonathan McDonald dice que su torneo no es tan malo como algunos creen

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
Jonathan McDonald corrió bastante en el partido entre Alajuelense y Limón. (John Durán)

Alajuela

Jonathan McDonald es autocrítico, admite que no anda fino, al igual que sus compañeros, pero afirma que su torneo no es tan malo como algunos creen.

El atacante de Alajuelense suma 948 minutos en este Verano y aún no contabiliza ningún gol.

Según las estadísticas de La Nación, Mac registra 14 remates, de los cuales, seis fueron directos y ocho desviados. Una docena fueron con la pierna derecha, uno con la izquierda y uno de cabeza.

El atacante considera que no se le puede juzgar solo por si anota o no.

Inclusive, en este Verano, lo que Benito Floro intenta es que los goles recaigan sobre los volantes, al punto de que José Luis Cordero contabiliza cuatro perforaciones y con tres figuran Allen Guevara, Kenner Gutiérrez y Bryan Jiménez.

"¿Qué pases fallé?, ¿cuáles movimientos hice mal?, ¿en cuáles jugadas no participé?, ¿en cuál jugada me quedé parado?... Eso sería jugar mal, una cosa es jugar mal y otra cosa es que no haya metido un gol, es muy diferente", aseguró McDonald.

Y añadió: "Estoy tranquilo con el trabajo que estoy haciendo, el profesor está contento, si no, estuviera en la grada o en banca y es él el que decide, a quién pone y a quién no pone, disciplinariamente no me van a dar un campeonato por no expulsarme, por solo tener dos amarillas o no sé cuántas tengo".

Afirma que él trabaja por el equipo y no pensando en figurar en lo individual.

"Este ha sido uno de los torneos en los que he jugado más colectivamente que otros, entonces a veces tengo para rematar y veo a un compañero solo y se la intento dar".

Un ejemplo de eso ocurrió cuando Alajuelense visitó a Herediano y Mac tenía el marco de frente, pero le sirvió el balón a Bryan Jiménez.

"Ahí está la diferencia. En otros torneos le pegaba yo a la bola y creo que la única forma de salir adelante es no caer en individualidades o en egoísmo, así que todos tenemos diferentes formas de ver el fútbol y el rendimiento de cada jugador, no solo mío, sino de mis compañeros".

Mac afirma que él es el primero en admitir que le falta el gol, pero también tiene la consciencia tranquila.

"Yo no estoy relajado porque no anoto, pero he tenido muchísima más movilidad, más participación a la hora de jugadas y por eso es que yo digo que una cosa es ver los números de goles y otra ver el rendimiento deportivo".

El delantero cuenta que a diferencia de otros torneos, en este Verano han cambiado varias cosas.

"Tengo mayor recorrido, mayor cantidad de pases buenos y no tanto estar simplemente cerrando la jugada, creo que el fútbol evoluciona y si vemos fútbol internacional, ya lo estático no existe".

El clásico será este sábado, a las 6 p. m., en el Morera Soto.

Jonathan McDonald: 'Aquí somos culpables todos en las buenas y en las malas'

--¿Cómo asume el que la Liga esté prácticamente fuera de la cuadrangular a falta de cuatro juegos?

Este momento es sumamente difícil para nosotros los jugadores, porque venimos arrastrando una serie de cosas increíbles que han pasado en la institución y también nosotros los jugadores, pero aquí no podemos señalar a nadie.

"Aquí somos culpables todos en las buenas y en las malas, tenemos que recapacitar qué hemos hecho todos hasta el momento y de ahí empezar a pensar en cerrar este torneo dignamente. Nos quedan cuatro partidos".

--¿Qué se puede esperar para este clásico del sábado?

Viene el clásico, es un partido que a la afición le encanta ganar y si lo ganamos va a ser un partido para ellos, para agradecerles lo que nos han apoyado en este torneo y cerrar dignamente este torneo que ha sido sumamente complicado desde el inicio.

"No nos podemos excusar, tenemos tiempo para rectificarlo y tenemos que buscar la forma de levantarnos anímicamente porque viene un partido importantísimo que es el clásico.

--¿Qué es lo que pasa?

Yo creo que en el último juego se notó que Belén prácticamente en todo el partido pasó atrás y nosotros presionando, encima de ellos, con muchísimas ocasiones de gol y faltó la tranquilidad para definir, todos tenemos esa presión encima, de ver dónde está la Liga, porque no es normal vernos en esa posición y esta seguidilla de resultados que no se nos dan.

--¿Los mató la presión, porque en el último juego tuvieron 14 remates?

Oportunidades en los palos, bolas que sabemos definir no las podemos definir, remates de media distancia, tiros de esquina, nosotros creamos las ocasiones y no estamos finos en la última jugada, en el último pase, en el último remate. Somos conscientes en lo que nos metimos y que tenemos que hacer todo lo humanamente posible para salir de esta racha".

--¿Pero hasta hacen horas extras de definición?

No estamos finos a la hora de concretar, yo he venido hablando con los compañeros de que no me quedan ciertas situaciones de gol y en el último juego me quedaron dos o tres y tampoco ando fino, entonces es una cosa que es preocupante para todos, para mí en lo personal porque soy profesional y siempre me exijo al máximo.

"Sé que no puede ser esto y si estamos trabajando bien, que es lo que estamos haciendo, tenemos que trabajar doblemente bien y esforzarnos para poder salir de este bache, que es muy extraño para nosotros".

--Algunos aficionados ya comienzan a decir que hay que despedir jugadores y al cuerpo técnico. ¿Eso sería caer en el mismo círculo vicioso?

Es lo que ha venido pasando en los últimos tres años, sale el entrenador a medio torneo o se va al final de la temporada, se van ocho o siete jugadores, unos transferibles y se quedan...

"Entonces es volver a crear esa ola de incertidumbre, de duda, de inconformidad, de preocupación extra y que el futbolista no debe por qué cargarla.

"Si nos volvemos otra vez todos locos y empezamos a discutir con la afición, la afición contra nosotros, la afición contra la Junta Directiva, la Directiva contra el aficionado y si empezamos a matarnos entre nosotros, es lo que mucha gente quiere, gente que tan siquiera tiene que ver con esta institución, empiezan a meter cizaña y logran el cometido de que empecemos a pelear entre todos.

"Es un momento para estar juntos, unidos, como en años anteriores, como la mala racha de los cinco años, cuando la gente se metió de lleno con el equipo, empezamos a creer, a crecer y ganamos varios títulos.

"Tenemos que volver a eso que nos dio rédito, a tener la humildad de reconocer nuestros errores, jugadores, cuerpo técnico, afición y comprometernos porque la institución está más allá de todos nosotros, nosotros pasamos, los directivos pasan, los aficionados pasan, crecen nuevos, nacen nuevos jugadores y solo juntos podemos sacar esto.

"Estamos claros en que la afición tiene derecho a estar molesta y nosotros tenemos derecho a estar cabizbajos y tenemos derecho a estar frustrados de la situación, pero no nos podemos quedar ahí, hay que ver, sacudirnos, levantarnos, ver para adelante, levantar la cabeza, mirar hacia el horizonte para ver lo que viene y empezar a crecer desde ahí".

  • Comparta este artículo
Deportes

Jonathan McDonald dice que su torneo no es tan malo como algunos creen

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Fanny Tayver Marín

fanny.tayver@nacion.com

Periodista de Deportes

Graduada en la UIA. Con más de 10 años de experiencia, escribe sobre Alajuelense, ciclismo, ciclo olímpico y más. Entre sus coberturas destacan juegos eliminatorios de la Selección, el Tour de Francia, el Mundial de voleibol en Japón y los Juegos Olímpicos ...

Ver comentarios
Regresar a la nota