Deportes

Burlas y gritos contra jugadores heredianos

Afición azul pone otra vez el racismo sobre el tapete

Actualizado el 02 de abril de 2013 a las 12:00 am

Cartaginés fue multado anoche con ¢51.000 por los insultos de hinchas

Unafut y jugadores aseguran que la lucha apenas está comenzando

Deportes

Afición azul pone otra vez el racismo sobre el tapete

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

“Si no cesan los insultos racistas, el partido será suspendido”. La voz del locutor resonó por todo el estadio. Cada vez que un defensor rival se acercaba a la banda, algunos aficionados del Cartaginés le gritaban “negro esclavo” y proferían otros insultos peores.

La situación se volvió tan intolerable, que el árbitro central recurrió al comisario de la Unafut y amenazó con suspender el partido, si no cesaban los improperios.

Aunque se parece bastante, la descripción anterior no corresponde a la humillante escena vivida por el florense Waylon Francis el domingo pasado en el estadio Fello Meza, durante el juego entre Cartaginés y Herediano.

Ocurrió el 1.° de marzo del 2009, en el estadio Cuty Monge, y la víctima fue el defensor del Brujas, Try Bennett.

Lo único que no cambió fue la fuente de los insultos: un grupo de aficionados brumosos que, cuatro años más tarde, volvió a poner sobre el tapete el tema del racismo en el futbol costarricense.

Un año después de que los equipos de la Primera División leyeran proclamas y saltaran a la cancha con pancartas de “No al racismo”, la polémica comienza a arder de nuevo.

Por estos insultos racistas, el Comité Disciplinario de la Unafut multó anoche con ¢51.000 al Club Sport Cartaginés.

“En Cartago es algo normal, siempre pasa lo mismo, y está bueno que el árbitro (Jeffrey Solís) haya tomado la decisión de suspender el juego, para ver si se acaba esta problemática de una vez”, aseguró Francis.

“La afición de Cartago es así, ellos pagan el boleto para entrar y gritar lo que quieran, pero si uno se los topa en la calle es seguro que no te dirán esas cosas”, añadió.

Por su parte, Patrick Pemberton, guardameta de Alajuelense y baluarte en la lucha contra el racismo en l futbol nacional, también aplaudió la decisión de Solís, pero también criticó a la dirigencia brumosa. “Debió sacar del estadio al aficionado que insultaba, pues no podemos seguir con esta situación”, aseguró el arquero.

Pemberton dejó claro que la lucha apenas empieza y que ya se reunió con la defensora de los habitantes, Ofelia Taitelbaum, y autoridades de la Unafut para erradicar el racismo “de una vez por todas”.

PUBLICIDAD

Luego de los hechos de domingo, la Unión de Clubes de Futbol de la Primera División (Unafut) confirmó su rechazo al racismo y aclaró que tiene los reglamentos necesarios para castigar este tipo de hechos. “Es parte de la limpieza de aficionados que tenemos que realizar en nuestros estadios, todos los clubes en conjunto con Unafut”, afirmó su presidente, Osvaldo Pandolfo. El jerarca adelantó que unirán esfuerzos con la Asamblea Legislativa para aprobar este mes el Proyecto de Ley para prevención y sanción de la violencia en eventos deportivos .

  • Comparta este artículo
Deportes

Afición azul pone otra vez el racismo sobre el tapete

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota