Deportes

¡Nos llevan ganas!

Actualizado el 16 de septiembre de 2015 a las 12:00 am

Deportes

¡Nos llevan ganas!

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

El gran reto de la Selección durante la eliminatoria será refrendar las etiquetas y favoritismos que se ganó en el Mundial anterior, y que le colgarán sus oponentes.

Ahora nos respetan, pero también nos odian, como nunca. Esta Sele , con estas figuras y con el historial fresco de haberse llevado un octavo lugar del Mundial, en forma invicta, se ganó también envidias y facturas por cobrar.

Históricamente no digerimos a los mexicanos porque nos han dado “sopa de muñeco” en grandes dosis, como aquellos 7 a 0 lacerantes de los años 70’s, pero desde la eliminatoria anterior, las percepciones han cambiado. Como decía Capulina: “Se les hache achí”. En el Estadio Nacional estuvieron con respirador artificial aquella noche en que los gringos les devolvieron la vida para seguir en el camino a un repechaje humillante ante Nueva Zelanda.

Después vino la Copa del Mundo y mientras se ahogaban en su “no era penal” que los mandó para la casa, Costa Rica avanzó a cuartos de final para despedirse por la vía ingrata de los penales, pero con la dignidad intacta.

Colocaban a su Guillermo Ochoa en los mejores equipos del planeta y lo proclamaban portero del Mundial, pero fue Navas quien disputó la estatuilla con Manuel Neuer, y quien terminó fichando para el Real Madrid, mientras aquel se fue al modesto Málaga y, para peores, hasta hoy sigue con tachuelas atado al banquillo.

En el amistoso de junio se llevaron un sustote con el 2 a 0 inicial y el empate les terminó sabiendo a gloria. Ya en la Copa Oro el árbitro los empujó a la semifinal con un penal que a muchos mexicanos supo a vergüenza. Y así como México, todos nos respetan. Pero también nos llevan ganas. La primera prueba fue esa Copa Oro pasada. No aguantamos el papel de favoritos y el cartelito mundialista terminó en una caricatura.

Ahora con Óscar Ramírez podemos retomar los caminos del respeto. Al menos a la cuadrangular vamos como favoritos, pero ese cartel no debe pesar, sino motivar. Y, por otro lado, los rivales tendrán una sobredosis de razones para jugarnos a muerte.

El simple hecho de enfrentar al portero estelar del Real Madrid, con su valor mediático, provocará que el triunfo sobre los ticos valga más que tres puntos.

A Costa Rica le toca hacer que prevalezca el respeto por sus figuras y su Mundial, y no caer bajo el peso de sus credenciales.

  • Comparta este artículo
Deportes

¡Nos llevan ganas!

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota