Deportes

Desde la tribuna

¿Porque no hay otro en la Selección de Costa Rica?

Actualizado el 04 de febrero de 2015 a las 01:02 am

Deportes

¿Porque no hay otro en la Selección de Costa Rica?

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Esta columna no es acerca de la capacidad o no de Paulo César Wanchope.

Esa es harina de otro costal. Tiene que ver más bien con el apoyo y la credibilidad que su nombramiento genera entre los aficionados y todos quienes seguimos a la Selección.

Soy de quienes no están muy felices con esa designación, porque después de un Mundial sublime como el de Brasil 2014, luego de ocupar el octavo puesto del torneo, y de perder al artífice de ese milagro, esperábamos a muchos novios de renombre haciendo fila para ponerse el frac del Seleccionador.

Nadie esperaba a Wanchope. Y cuando digo nadie empiezo por los miembros del Comité Ejecutivo de la Fedefutbol, quienes una y otra vez descartaron a Paulo César como posible sustituto de Pinto, con el argumento – razonable de que le faltaban aún horas de banquillo a la par del titular seleccionador.

Nos trajeron a Gareca que ya empezaba a ser poca cosa, después de que Osorio y otros candidatos dijeron que no. Y ni aun así, el tercero o cuarto en discordia aceptó ponerse la tricolor. Posiblemente no le gustó la plata ofrecida, o le asustó el reto de igualar al menos el último episodio de esta selección tercermundista.

Aun después de eso, y cuando algunas voces empezaron a sugerir a Chope, los federativos mantuvieron la búsqueda, prometieron repasar hojas de vida desechadas y con eso dejaron claro que la historia de Paulo como titular se postergaba para cuando el tiempo se encargara de curtirlo y bendecirlo.

Pero un día antes de vencer el plazo que los dirigentes se impusieron como límite, Paulo César Wanchope fue ungido en el puesto, con argumentos contrarios a aquellos por los cuales durante siete meses se le negó la posibilidad inmediata de ocupar el cargo permanente.

No sé si él está preparado. Ojalá lo esté. Lo que sé es que durante mucho tiempo quienes podían valorarlo mejor y los que ahora lo han puesto, nos dijeron que no lo estaba. Antes y después de su paso como interino.

Si ellos no creían, ¿cómo pueden pedirle a la gente que crea? Una UNCAF ganada de milagro y unos fogueos bien jugados, pero insuficientes para bendecir a un técnico de poca e intrascendente carrera, no dan para creer que puede mantenernos cerca de la nube a las que todos subimos el año pasado. ¡Ojalá me equivoque, pero creo que lo han quemado!

  • Comparta este artículo
Deportes

¿Porque no hay otro en la Selección de Costa Rica?

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota