Deportes

Opinión: La Sele en el cadalso: ¿se lo merece?

Actualizado el 13 de julio de 2017 a las 10:57 pm

Deportes

Opinión: La Sele en el cadalso: ¿se lo merece?

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Bastaron dos juegos en Copa Oro, con victoria mínima y empate, para que la Sele subiera al cadalso recurrente en el máximo torneo de selecciones del área.

Ante Honduras y Canadá el equipo patentó el mal momento que lo envuelve en la eliminatoria, en donde el segundo lugar disimula el bajón colectivo y por líneas.

En EE. UU. también se cayeron los laderos y los centrales hipotecaron la seguridad; más arriba se acentuó la incapacidad para generar juego, y adelante se perdió profundidad y gol. Para complicar la situación, menudearon las lesiones y el técnico elevó su conservadurismo a la obsesión, y ahora la crítica viene de todos los frentes, con fundamento o en plan artero.

Desde que arrancó el 2017 la Sele se enemistó con el nivel que le conocemos por la caída en el rendimiento de figuras que formaban la antigua estructura. Hace una semana plantee que lo ideal sería aprovechar la Copa Oro para poner el equipo a punto y retomar la eliminatoria en condiciones óptimas para rematar con el boleto a Rusia.

Sin embargo, el pálido papel en suelo estadounidense al cabo de dos jornadas tiene a la Sele condenada a muerte, con la soga al cuello y sugestiones que pueden ser peligrosas.

¿Se lo merece el equipo que nos dio sentido de pertenencia e identidad nacional por lo alcanzado en Brasil 2014, nos llenó de orgullo y desató buenos augurios en todo el planeta?

Pienso que no, pero hay que buscar respuestas para lo que resta de la Copa y los cuatro partidos clave en los que nos jugaremos la clasificación a Rusia.

Lo hecho en Brasil tiene que ser la unidad de medida para seguir creciendo, aunque algunos entrenadores que ofician como analistas de la TV se molesten cuando se les menciona eso.

De ese Mundial surgió un mandato para toda la gente del fútbol: técnicos, jugadores, dirigentes, prensa deportiva y afición. La tarea es mejorar porque el botín es la gloria.

Me pregunto: ¿cuántos están dispuestos a crecer para lograrlo, a sacrificarse, a mejorar su trabajo cotidiano y llegar a la excelencia que todo lo puede?

El cuestionamiento es válido para el entrenador y jugadores. Quizá convenga pasar lista y ver quiénes quieren y quiénes no, quiénes se apuntan y quiénes dan el paso al costado. Hay que mirar a los ojos de quienes hoy juegan en la Sele para ver si todavía tienen ese brillo o no.

  • Comparta este artículo
Deportes

Opinión: La Sele en el cadalso: ¿se lo merece?

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota