Deportes

Sangre, tierra y tinta

Actualizado el 24 de marzo de 2017 a las 04:09 pm

Deportes

Sangre, tierra y tinta

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Desde el fondo de su laberinto, un ser humano vencido pidió misericordia. Doblado en el putrefacto espacio de un cuchitril, se reincorporó como pudo, lavó su ropa y se vistió lentamente. De pronto, con una inusitada y reconfortante serenidad, empezó a caminar. Desde hace más de tres décadas, hasta el sol de hoy, Gaetano Pandolfo Rímolo vive, a plenitud y en sobriedad, su renovada existencia.

Recordé esa escena de Para nunca olvidar, el libro en el que Tano expone los cruentos pasajes del infierno sin llamas del que logró emerger, mientras miraba al experimentado periodista explicando los alcances de Sello Pandolfo, un sitio de opinión, análisis y crónica deportiva que el comunicador ideó conjuntamente con su hermano Osvaldo, con Leonardo, sobrino y colega, además del invaluable aporte y el callado amor de Cristiana, hija de Tano.

La presentación se realizó a media tarde del martes pasado en un acogedor establecimiento, en las inmediaciones del Hospital La Católica. Invitados por los autores, amistades, intelectuales y periodistas celebramos con café y bocadillos el nacimiento del nuevo medio de comunicación colectiva.

Análisis y periodismo de opinión son los fuertes de Sello Pandolfo, un perfil digno de respaldar, pues entre más espacios así se consoliden, mayor será la contribución de los medios al espíritu democrático, al deporte y a la cultura. En Desde la Tribuna, por ejemplo, usted tiene la oportunidad de compartir, coincidir o discrepar con los siete columnistas que aparecemos de lunes a domingo en este estrado del pensamiento.

La transmisión del programa radiofónico Fiebres por el Deporte (FXD) fue el preámbulo de la presentación oficial de Sello Pandolfo. "Tano, en el Mundial Brasil 2014, cuando se enfrentaron tus dos países, Costa Rica e Italia, ¿a cuál apoyaste?", preguntó Kristian Mora, director de FXD. "Siempre he dicho que la sangre jala más que la tierra", sintetizó el columnista. Sangre y tierra. A estos elementos vitales, cabe agregar los ríos de tinta que Tano ha vertido en nuestras letras, desde la época de los linotipos.

Uno lo observa y percibe su afán, la ilusión que transmite. Entonces, uno lo admira. Porque Tano, sobreviviente, proviene de muchos caminos...

  • Comparta este artículo
Deportes

Sangre, tierra y tinta

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota