Deportes

Jorge Luis Pinto es buen técnico, no mago

Actualizado el 31 de marzo de 2015 a las 12:00 am

Deportes

Jorge Luis Pinto es buen técnico, no mago

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Eduardo Baldares, columnista de Puro Deporte del diario La Nación.
ampliar
Eduardo Baldares, columnista de Puro Deporte del diario La Nación.

Jorge Luis Pinto trabaja, no hace milagros. Necesita tiempo y buena materia prima. Requiere de muchas horas-césped en el laboratorio que él llama cancha. Y, sobre todo, de buena materia prima.

No es un técnico bombero, de esos que apagan fuegos, cortoplacistas que sacan resultados inmediatos con base en un verbo intenso, refrescante, populista, motivador, pero con fecha de caducidad pronta. Es todo lo contrario. Trabaja a largo plazo, científicamente. Huraño, tan carismático como un látigo, es capaz de convertir a un equipo de fútbol en una máquina. Pero necesita tiempo. Prueba y error. Programar y reprogramar. ¿Mencioné que también precisa de buena materia prima?

En Costa Rica tuvo las dos. Tiempo: casi tres años. Todo un récord nacional. Pero, además, contó con futbolistas de calidad. Fue entonces que el militar de la táctica se consagró en Brasil.

Luego, pasó lo que pasó. Se encendió el ventilador de los dimes y diretes y ambas partes, don Jorge Luis y la Fedefútbol, resultaron pringadas. Costa Rica no pudo fichar a un timonel internacional Clase A ni Pinto vincularse con una gran selección del Cono Sur o, en su defecto, con algún club grande de América o mediano de Europa. Nada. Entonces, como en río revuelto, Honduras tiró el anzuelo y el colombiano, que no estaba precisamente nadando en un mar de ofertas, mordió.

Así las cosas, después de ascender a cimas insospechadas con Costa Rica, Pinto baja a las más inhóspitas honduras, con la meta de rescatar a una “H” sumida en insondable bache generacional. Tras un pésimo mundial, se fue Suárez, asumió Medford, apenas y a penas finalizó quinta de Uncaf, perdió 6 a 0 en Japón, cayó el “Pelícano”, asumió Pinto y, dejando los pelos en el alambre, acaba de superar el repechaje rumbo a Copa Oro sobre la modesta Guayana Francesa (pírrico 4 a 3 global).

Pinto es un gran DT, no mago. Necesita tiempo. Y buena materia prima. Lo primero, dependerá de la dirigencia catracha si se lo concede (Medford lo pidió y no se lo dieron). Lo segundo, como no se ven reemplazos a la altura de Caballero, Guerrero, “Rambo”, “Amado, “El Rey” David, Pavón, “Tyson”, etc., no estaría de más que le pida ayuda a David Copperfield.

  • Comparta este artículo
Deportes

Jorge Luis Pinto es buen técnico, no mago

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota