Deportes

Perdemos hasta en ‘tortuguismo’

Actualizado el 13 de agosto de 2016 a las 10:29 pm

Deportes

Perdemos hasta en ‘tortuguismo’

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Eliminado Nery, nuestras esperanzas quedan en los 10.000 metros tortuguismo, la carrera con obstáculos (al trabajo), el tiro sin arco a los logros de Jorge Luis Pinto.

Me temo, sin embargo, que estamos perdiendo terreno. El tortuguismo –además de controlado por la policía y el tránsito en la última protesta– solo genera antipatía en el resto de los mortales y escasa voluntad política.

Mejor preparación tenemos en carrera con obstáculos, gracias a la ardua eliminatoria entre aquellos que viajamos a diario de Alajuela a San José. Una hora ya no basta en más de una ocasión. La presa desde el Real Cariari hasta el vilipendiado puente de la “platina” se encarga de poner a prueba la capacidad de madrugar y la preparación psicológica para ir a ritmo constante de procesión.

Hasta ahí, todo muy bien, mientras no se haga realidad la promesa –al parecer, menos lejana– del tren a la capital. Por ahora, solo los tráficos echan a perder de vez en cuando la congestión que los semáforos del aeropuerto suelen provocar con más frecuencia que los triunfos de Phelps.

Criticar a Jorge Luis Pinto también nos salía muy bien. El genio de Brasil 2014 lo hacía fácil con ese contraste entre la capacidad estratégica y la fama de déspota en el trato a sus dirigidos. Cualquier intento de difamación parece ahora “tiro sin arco”, dado su arribo a las semifinales de Río 2016, donde nunca ha estado una selección de fútbol centroamericana, con dos oportunidades por delante para darle a Honduras su primera medalla olímpica.

Todo parece indicar que después de Nery Brenes no tenemos mucha opción. Al menos, el de ayer no me decepciona como el Nery de hace cuatro años.

En Londres se atrevió a decir estoy en la “mejor forma de mi vida” y quedó eliminado en primera ronda lamentando una lesión que ya tenía en secreto cuando se atrevió a darnos esperanzas con aquella frase. El Nery de Río, en cambio, prometió menos y corrió más.

Pese a sus errores, Nery Brenes mantiene viva una pregunta: si llega a semifinales un país que hace pocos años ni siquiera tenía pista sintética, qué pasaría con mejores condiciones para los futuros atletas. A lo mejor, dejaríamos de lado los 10.000 metros tortuguismo.

  • Comparta este artículo
Deportes

Perdemos hasta en ‘tortuguismo’

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota