Deportes

Peor que el ridículo de la platina

Actualizado el 21 de abril de 2015 a las 12:00 am

Deportes

Peor que el ridículo de la platina

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

La jornada 20 del Torneo de Verano 2015 pasará a la historia como el “Black Weekend” del fútbol nacional. ¿De qué demonios estoy hablando? ¡Diay!, del arbitraje nacional, que mi colega Alex Mazón definió como peor que “la platina”, porque mientras ese pedazo de puente sobre el Río Virilla tiene siete años sin arreglo (“solo” siete años), el referato costarricense lleva décadas declinando su nivel y no ha habido cómo enderezarlo.

Para muestra, la ausencia de centrales en mundiales mayores desde William Mattus, los errores garrafales en finales de campeonato nacional desde la anulación del gol legítimo a José Chan (1988), horrores a lo largo de los años y, el colmo de los colmos, la jornada 20 del Torneo de Verano 2015, tristemente histórica, porque los seis partidos fueron decididos por los silbateros. ¡Los seis!

Dos penales mal concedidos en el Belén-Santos, “penalotes” legítimos no señalados en Sabanilla, Pérez Zeledón y Cartago, un tanto anulado y luego validado al carbón del reclamo más fuerte en Heredia y, para cerrar, un gol en fuera de juego y el penal más penal de la jornada, ¡con sangre incluida!, pero no sancionado en Alajuela. No quedó “santo” ante el cual persignarse (Ni siquiera “San” Wálter).

Los dirigentes de As Puma pegan el grito al cielo todas las jornadas y no pasa nada. Corrijo, sí pasó: descendió el equipo generaleño. El presidente del Uruguay, Freddy Campos, siente que fuerzas extrañas atentan contra los lecheros. El más vehemente, incluso propasándose, fue el técnico de Pérez Zeledón, Daniel Casas.

Las quejas no provienen solo de los clubes chicos. Jeaustin Campos y el “Machillo” Ramírez se quejan constantemente. Tampoco Jorge Ortega, gerente del Cartaginés, ha quedado satisfecho con las actuaciones de los “hombres de negro”. ¡Nadie parece conforme!

Mientras tanto, en la Comisión de Arbitraje sostienen que brindan mucha capacitación a los árbitros y, entonces, surgen preguntas como: ¿por qué se cometen tantos y tan graves errores?, ¿cuánta formación reciben los instructores?, ¿qué notas se sacan en los cursos internacionales?, ¿cuáles criterios usan para detectar talentos? Y, no menos importante, ¿llegó la hora de contratar silbateros extranjeros para semifinales y final?

  • Comparta este artículo
Deportes

Peor que el ridículo de la platina

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios

Noticias Relacionadas

Regresar a la nota