Deportes

Paulo Wanchope va al primer examen

Actualizado el 26 de junio de 2015 a las 12:00 am

Deportes

Paulo Wanchope va al primer examen

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Chope va al primer examen por puntos enredado en sus propios mecates dialécticos. Un día “no es obligación” ganar la Copa Oro y otro “tenemos a la generación de futbolistas” capaz de lograrlo. ¿Entonces que: la ganamos o no?

En su afán por desmarcarse de la sombra de Pinto para legitimarse por méritos propios y no por la decisión de un jerarca que ya no está, Paulo César ha intentado un cambio de estilo sin asidero a las puertas del torneo de selecciones de Concacaf.

La Sele era un equipo armado después del Mundial 2014. No había que tocar nada, se podía ir preparando el relevo generacional sin traumas y se disponía del tiempo necesario para buscar más punch en ataque, único lunar de la hazaña en Brasil.

En cambio se marginó sin explicaciones a una parte del plantel que bordó la hora más gloriosa, se archivó el sistema de cinco defensores y se abrió paso a un ciclo de pruebas con hombres y funciones que hoy llevan al timonel a dudar de la verdadera estatura del equipo para ganar el torneo más esquivo de nuestra historia.

A la línea de cinco se volvió ante España con una producción pobrísima y totalmente descoordinada, que pudo transformarse en paliza de no ser por Keylor.

A Chope el panorama se le complica aún más por situaciones ajenas a su responsabilidad. Navas, Duarte y Yeltsin, tres pilares, no estarán por lesión. El nivel de Cubero, Bryan y Joel es muy bajo, porque vienen de campañas en las que entraron y salieron de la alineación de sus equipos sin ser regulares.

Además, Gamboa no jugó en prácticamente toda la campaña y a Junior lo borraron de actividad en la Bundesliga. Y por si fuera poco, otra de las piezas decisivas en Brasil no llega como debe: Celso.

El volante mixto vivió un estresante cierre de temporada en un Deportivo que gambeteó el descenso en el último partido de liga.

Keylor, con Gamboa y Junior desencanchados, un tridente defensivo en donde Keyner Brown no termina de acomodarse, Bryan, Joel, Cubero y Celso enemistados con su nivel, ¿qué nos espera?

La suma de esos elementos es la que empuja a Chope a enredarse en sus propios juegos de palabras. Si hubiésemos continuado con el modelo de Brasil, iríamos a la Copa Oro con más certezas que dudas.

  • Comparta este artículo
Deportes

Paulo Wanchope va al primer examen

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios

Noticias Relacionadas

Regresar a la nota