Deportes

Opinión: ¡Golazo de Adolfo Machado!

Actualizado el 11 de octubre de 2017 a las 06:24 pm

Deportes

Opinión: ¡Golazo de Adolfo Machado!

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Al defensa panameño Adolfo Machado, quien jugó con el Deportivo Saprissa entre el 2014 y el 2016 y ahora milita con el Houston Dynamo de la Major League Soccer, lo he visto marcando a presión, acechando a los rivales como perro de traba, disputando el balón con alma, corazón y vida, imponiendo respeto en el área, sudando la camiseta de su equipo, derrochando esfuerzo y sacrificio, atento, concentrado, corriendo, marcando pausas, ejerciendo liderazgo en la cancha, enviando pelotazos al área, cabeceando en tiros de esquina, rematando, anotando goles, encarando a rivales, reclamándole a árbitros, tranquilo o fuera de sus casillas, festejando eufórico, conversando con aficionados, practicando el Fair Play.

Pero, también excediéndose con su fuerza, padeciendo embestidas, contestando preguntas inteligentes, interrogantes absurdas, inquietudes capciosas o las dudas de siempre por parte de la prensa deportiva, echando carbón o imponiendo calma, tomando decisiones acertadas y cometiendo errores, con altibajos, buenas y malas rachas, haciendo jugadas de pared y taquitos, echándose el equipo al hombro, inspirando, regañando, soportando críticas y silbidos, así como feliz por los aplausos, cantos y expresiones de apoyo, prudente, sensato, salvando tortas de porteros, enmendando pifias, sacando resignado la bola del fondo del marco de su equipo, recibiendo tarjetas rojas y amarillas, salir del terreno de juego en camilla, “chupar” banca, asumiendo riesgos, agradeciéndole a Dios, multiplicándose sobre la gramilla cuando su club está diezmado, disfrutando de la fiesta del fútbol, pidiéndole calma a los fanáticos, botando la redonda para que algún rival reciba atención médica, con la frente en alto, cabizbajo, optimista, haciendo jugadas acrobáticas.

Eso sí, nunca lo había visto llorar ni declarar públicamente el amor que siente por su esposa. De seguro la mayoría de aficionados de nuestro país lo vimos hacerlo el martes pasado, luego de que la Selección de Fútbol de Panamá clasificara por primera vez a una Copa Mundial de Fútbol.

Ahora admiro y respeto aún más a este jugador, porque nos recordó a todos los hombres que también tenemos derecho a llorar y que un partido de balompié es uno de los tantos momentos que nos brinda la vida para demostrar verdaderamente cuánto amamos, valoramos y honramos a las mujeres. ¡Golazo de Machado!

  • Comparta este artículo
Deportes

Opinión: ¡Golazo de Adolfo Machado!

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota