Deportes

Imagino que le gusta el fútbol...

Actualizado el 22 de septiembre de 2016 a las 12:00 am

Deportes

Imagino que le gusta el fútbol...

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

A veces lo imagino haciendo series con Mercurio, al tiempo que este planeta –el más pequeño del sistema solar– cumple con su periodo de rotación de 58,7 días.

Lo pone a rebotar con la punta de su pie derecho, la parte trasera del taco izquierdo, ambas piernas, y hasta se da el lujo de “adormecerlo” sobre su cabeza.

Hay noches, en especial aquellas en que observo el firmamento con binoculares y una copa de vino tinto al alcance de mi mano, en que me lo figuro colocando a Venus sobre algún manchón de penal y anotando goles en un marco con red tejida con estrellas y cometas. Se trata de remates difíciles –casi imposibles– de atajar, pues este es el único planeta que gira en sentido de las manecillas de reloj.

Me divierto mucho suponiendo que de cuando en cuando trota sobre la Vía Láctea propinándole patadas suaves a esa bola roja marca Marte, color que le da el óxido de hierro que abunda en su superficie. Los marcianos, si es que existen, no entenderían qué está pasando, de qué se trata, debido a que el fútbol se juega solo en la Tierra.

Con Neptuno, el planeta con los vientos más fuertes, practica –según pienso– jugadas de pared, tiros de esquina, saques de banda, tiros libres, centros al poste izquierdo, centros al poste derecho, pares de pecho, barridas, globitos y tiros a media altura.

En ocasiones sueño que saca a Urano del mueble donde guarda los implementos deportivos, lo limpia con un trapo húmedo y le echa aire. Con esta pelota calienta con más intensidad pues posee la atmósfera planetaria más fría del sistema solar, nada menos que -224°C. Una vez que el balón está caliente se dedica a ensayar remates con la cabeza; ¡verdaderos balazos que se filtran por cualquiera de los cuatro ángulos del marco!

Me gustaría sentarme en alguno de los palcos del cielo y verlo jugar un partido con Júpiter. Sin duda, ¡sería todo un espectáculo verlo hacer túneles, bicicletas, rabonas, gambetas, amagos, chilenas, taquitos, quiebres de cintura, ejecutar penales al estilo del checoslovaco Antonin Panenka. Todo eso y más haría sin importar que este sea el planeta más grande del sistema solar.

Sí, de vez en cuando me gusta imaginar a Dios haciendo deporte, divirtiéndose, jugando fútbol incluso con la luna llena; con Saturno no, debido a los anillos; con este planeta juega básquetbol.

  • Comparta este artículo
Deportes

Imagino que le gusta el fútbol...

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota