Deportes

Victoria 4-1 sobre los caribeños

Estados Unidos trabajó de más para vencer a una aguerrida selección de Cuba

Actualizado el 14 de julio de 2013 a las 12:00 am

Norteamericanos hicieron la diferencia en la pizarra hasta el segundo tiempo

Cuba aún alberga esperanzas de jugar los cuartos de final; debe ganar a Belice

Deportes

Estados Unidos trabajó de más para vencer a una aguerrida selección de Cuba

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Salt Lake City, Utah. AFP. La selección de Estados Unidos tuvo que derribar una complicada resistencia cubana para asegurar un pasaporte a los cuartos de final de la Copa Oro 2013.

Pese a que la pizarra indica un 4-1, los caribeños fueron un equipo que puso en problemas la zona de creación de los dirigidos por el alemán Jurgen Klinsmann.

Principalmente en el primer tiempo, cuando los norteamericanos carecieron de la chispa necesaria para inquietar el arco de Odelín Molina, portero de Cuba.

Sin embargo, la impotencia tomó tintes de sorpresa cuando José Ciprian le dio la ventaja al once antillano, al minuto 36.

En la acción, Ariel Martínez ingresó al área y desbordó la marcación de Édgar Castillo, luego centró al punto de penal y Ciprian fusiló al meta Nick Rimando.

La anotación fue punto de inflexión en el juego, pues a partir de ahí, Estados Unidos entendió que no se trataba de un trámite.

Incluso, Landon Donovan dio el primer aviso cuando convirtió un tanto que el asistente, Joe Fletcher, anuló erróneamente (44').

Solo un minuto después, el zaguero cubano Yenier Márquez cometió una clara falta de penal sobre Édgar Castillo.

Donovan lo transformó en gol y los norteamericanos se fueron al descanso con un empate a uno que les sabía a poco.

Chris Wondolowski convirtió ayer un doblete que lo catapultó como goleador de la Copa Oro, con cinco dianas. Ariel Martinez (11) lo sufre.  |  AFP
ampliar
Chris Wondolowski convirtió ayer un doblete que lo catapultó como goleador de la Copa Oro, con cinco dianas. Ariel Martinez (11) lo sufre. | AFP

Declive cubano. Jurgen Klinsmann realizó sus tres varientes antes de llegar al minuto 60 de juego. La movida le dio mayor profundidad a la maquinaria local.

Michael Orozco ensayó el primer intento en jugada de táctica fija, mas Odelín Molina tuvo una reacción felina y envió fuera.

Pero el portero cubano nada pudo hacer al 57', cuando Joe Corona empalmó de seguido un balón suelto y decretó el 2-1.

En ese momento, hubo pocas razones para pensar que el compromiso se le iría de las manos a la selección de Estados Unidos.

La inclusión de Chris Wondolowski dejó ver que Klinsmann quería una victoria con mayor diferencia para tener más posibilidades de ganar el grupo A.

Con la variante, Landon Donovan asumió funciones de construcción y el resultado fueron dos conquistas más para la causa.

La primera de ellas llegó al 66', cuando Kyle Beckerman lanzó un centro de poca altura al área pequeña, donde Wondolowski apareció para puntear de manera ligera, pero imposible para Molina.

PUBLICIDAD

Ya en el epílogo (85'), el mismo delantero puso el 4-1, tras una jugada extraña donde un defensor cubano no pudo controlar el balón.

Así, Estados Unidos dejó listo su boleto a cuartos de final; Cuba tendrá que aferrrarse a un milagro donde la mayor parte correrá por ellos mismos: vencer a Belice.

  • Comparta este artículo
Deportes

Estados Unidos trabajó de más para vencer a una aguerrida selección de Cuba

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota