Deportes

"Para ser ciclista hay que aprender a sufrir más"

Actualizado el 29 de diciembre de 2012 a las 12:00 am

Corredores de la Vuelta Internacional a Costa Rica han desgastado su cuerpo por 1.300 kilómetros y sólo las ganas de terminar los impulsa a pedalear un día más

Deportes

"Para ser ciclista hay que aprender a sufrir más"

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

                         En el pelotón destaca el corredor 91, Manuel Rodas, de Guatemala. | DAVID VARGAS.
ampliar
En el pelotón destaca el corredor 91, Manuel Rodas, de Guatemala. | DAVID VARGAS.

San José (Redacción). Se corrieron ya 11 de las 12 etapas que conforman la Vuelta Internacional a Costa Rica. Los dolores en las piernas, espalda, cuello y cabeza de los ciclistas minaron ya su aguante y solo siguen por la sed de terminar.

Ellos podrán ser atletas de fuerza y de resistencia, pero en esencia son deportistas que entablan una amistad íntima con el dolor. "Para ser ciclista hay que aprender a sufrir más", dijo Joseph Chavarría, corredor que hace su primera vuelta a Costa Rica con JPS-Giant.

La administración del dolor es clave para completar las 12 etapas. Según el excorredor y entrenador de ciclismo Andrés Brenes, los ciclistas físicamente se gastan en la tercera o cuarta etapa. "Ya para la cuarta etapa duele todo" recuerda Brenes. Solo la a fortaleza mental de estos corredores les permite ignorar las punzadas en sus músculos y huesos para concentrarse en la meta.

"Uno en la competencia gasta tantas calorías que no es capaz de comer suficiente para reponerlas", explicó el chileno Gonzalo Garrido. "Se termina con el cuerpo casi cadavérico; se baja de tres a cuatro kilos y recuperarlos para la siguiente competencia cuesta mucho", agregó el ganador de la primera etapa de esta Vuelta con el equipo Clos de Pirqué.

Para fortuna de los ciclistas, los masajes en las piernas y una dieta rica en proteínas al concluir la etapa del día ayuda al cuerpo a recuperarse un poco antes de tomar nuevamente la bicicleta. Así lo explicó Román Villalobos, líder sub 23 de la competencia y segundo en la clasificación general. Según el tico, la dieta, el líquido y los cuidados al concluir la competencia permiten al corredor sentirse bien al día siguiente para tomar nuevamente la bicicleta.

"El ciclista se caracteriza por ser muy fuerte mentalmente, pues experimenta dolores que las personas que no compiten en alto rendimiento ni se imaginan", explicó Villalobos. "Hay días que hay que apartar el dolor para enfrentar etapas complicadas", agregó.

El tico detalló que partir con el pelotón ayuda a calentar las piernas para amainar los dolores.

El ciclismo es agonía, como bien lo puso el novato Joseph Chavarría. "Hay días que amanece y uno solo quiere quedarse durmiendo", agregó. Es la preparación que se realiza durante el año lo que permite acostumbrar el cuerpo a la gran exigencia física de pedalear por 1.431 kilómetros.

PUBLICIDAD

"Estamos acostumbrados a 'rodar' todos los días del año' Vea, estamos corriendo en Navidad", señaló el chileno Garrido.

--

  • Comparta este artículo
Deportes

"Para ser ciclista hay que aprender a sufrir más"

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota