| Quinta etapa de la Vuelta a Costa Rica

Sánchez hizo gala de su nivel bajo el fuerte calor de Cañas

El colombiano se ganó en el sprint una etapa marcada por el calor de la pampa

Gregory Brenes fue el encargado de mover el pelotón con una larguísima fuga

Últimas noticias


        
        
      José Vega (derecha) y el cubano Arnold Alcolea (al centro) lanzan el ataque en pos de la meta volante ubicada en la entrada de las Juntas de Abangares. El antillano se impuso al tico en ese puerto. | PABLO MONTIEL
José Vega (derecha) y el cubano Arnold Alcolea (al centro) lanzan el ataque en pos de la meta volante ubicada en la entrada de las Juntas de Abangares. El antillano se impuso al tico en ese puerto. | PABLO MONTIEL ampliar

Cañas. El colombiano Óscar Sánchez hizo gala de su nivel bajo el picante calor de Cañas y se dejó en el sprint la quinta etapa de la Vuelta a Costa Rica, una jornada armada para el brillo de los velocistas.

El hombre del GW-Shimano demostró una vez más que es un todo terreno, dejando en los últimos metros a especialistas del embalaje como el cubano Arnold Alcolea o al pizzero Pablo Mudarra.

Pero no fue solo un golpe de suerte, antes de eso Sánchez había comandado el pelotón en la persecución a Gregory Brenes, una tarea que le dejó el segundo lugar del único premio de montaña de la fracción y un tercer puesto en la segunda meta volante.

Por algo el cafetero aparece en todo: es dueño de las clasificaciones de montaña y regularidad, quinto de las volantes y segundo de la general, un paquete que ayer redondeó con su primera victoria de etapa en el giro tico.

El golpe de timón cafetero también estuvo adornado por la defensa del liderato, que sigue bajo el cuidado de Jonathan Millán, la otra carta fuerte del GW-Shimano.

Garra y apuesta. La primera etapa de la fracción de ayer estuvo marcada por dos hechos: la garra de José Vega por defender el título de las metas volantes y la kilométrica pero al final infructuosa fuga del combativo Gregory Brenes.

Cachí Vega, ganador de las metas intermedias en la pasada edición de la Vuelta, se fue al suelo a la altura de Río Segundo, en el previo de la primera de tres volantes que tuvo la etapa de ayer.

Aun así, Vega se incorporó de inmediato y no solo se pegó al pelotón, sino que logró ganar esa primera meta, la cual adornó con dos segundos lugares en las venideras, un botín suficiente para arrebatarle a Manuel Rodas la camiseta.

Lo de Gregory fue más allá.

El Halcón del Norte se despegó del pelotón apenas al kilómetro 23 de los 162 de la fracción, y recorrió en solitario casi 100, una aventura que le costó el desgaste de más de dos horas con el pecho al viento.

La escapada llegó a tener más de siete minutos de diferencia, pero en el descenso de Cambronero el pelotón se decidió a cazar al hombre de Coopenae, que intentaba desesperadamente abonarle algo a la deuda de más 10 minutos con la que se despidió de San José.

“Era una apuesta de 50/50 y no me salió”, dijo Brenes con resignación, confiando en que la carretera le traerá otra oportunidad.

Hoy el pelotón regresará hacia San José pero se detendrá en Grecia; antes, el ascenso a Cambronero le dará la bienvenida a la mitad de esta edición de la Vuelta.

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia La Nación: Sánchez hizo gala de su nivel bajo el fuerte calor de Cañas