Deportes

Se sometió a nueva cirugía para tener más calidad de vida

Ciclista Henry Raabe: 'Desde el accidente no duermo bien y paso con dolor insoportable'

Actualizado el 22 de marzo de 2017 a las 11:38 am

El 23 de setiembre de 2015 se fracturó el cráneo y se llevó un fuerte golpe en el hombro derecho que lo hizo perder movilidad

La semana pasada le implantaron un neuroestimulador para que en lugar de ardor o dolor sienta una especie de hormigueo

Deportes

Ciclista Henry Raabe: 'Desde el accidente no duermo bien y paso con dolor insoportable'

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

(Video) Henry Raabe: 'Ya es bastante tiempo de tener un dolor insoportable en el brazo' (Fanny Tayver Marín)

Cartago

"Después de todo este tiempo puedo contar que desde el accidente no duermo bien y paso con dolor insoportable, puedo contar que es complicado", relata el ciclista Henry Raabe, tras salir de su habitación con buen semblante y caminar muy despacio hasta la sala de su casa, en Cartago, para atender a La Nación.

Está convaleciente de una nueva cirugía a la que se sometió con la esperanza de tener más calidad de vida, porque su realidad no es fácil, aunque no se queja y lo motiva pensar en la competencia que viene.

La mamá de Henry Raabe, doña María Isabel Méndez, ha sido un ángel para él. (Rafael Pacheco)

Después de que superó un cáncer linfático y pudo volver al ciclismo, el destino le puso otra dura prueba al ganador de las Vueltas a Costa Rica 2006 y 2007.

LEA: Henry Raabe: 'Me tocó otra vez aprender a caminar'

El 23 de setiembre de 2015, el brumoso competía en la Vuelta a San Carlos y sufrió un aparatoso accidente.

No recuerda nada de ese día, pero se cayó en el puente de lata, camino a Muelle y los pronósticos no eran alentadores.

Se llevó un fuerte golpe en el hombro derecho, se fracturó el cráneo y ese hueso le estaba perforando el cerebro.

La principal secuela que le quedó es que sigue con muy poca movilidad en el brazo derecho y que desde entonces, ha tenido que convivir con el dolor.

"Ahorita no puedo decir que duermo bien porque estoy recién operado, pero yo esperaría que después, el dolor sea más tolerable al menos y poder decir que ya puedo estar bien con el tema del dolor en la cama o cuando ando en bicicleta".

Él tiene la fe de que el nuevo procedimiento al que se sometió le funcione.

A Henry Raabe lo operaron hace una semana para implantarle el neuroestimulador que le convierte el dolor en una especie de hormigueo. (Rafael Pacheco)

"Tuve una cirugía en la cual se me implantó un neuroestimulador y la idea de eso es poder tener una vida un poco más normal, porque desde el accidente he tenido un dolor constante, ya los medicamentos y algunos procesos no funcionan.

"La idea es que con esto pueda enmascarar el dolor, porque no es que me lo quita del todo, sino que la sensación de dolor que tengo se me va a convertir en una especie de hormigueo y es mejor eso que el dolor.

TAMBIÉN: Henry Raabe operado para recobrar movilidad en el brazo

"En realidad el dolor es bastante, uno lo cataloga como dolor, pero en sí no es dolor lo que uno siente, es una sensación de que quema y yo lo tengo en todo el brazo y en cierta zona del lado derecho de la cabeza y la cara, que ahí es más leve, pero está.

"En el brazo era más fuerte esa sensación de que quema, de que es una brasa y hasta el viento me causa esa sensación, incluso cualquier roce es bastante doloroso para mí.

"Cuando uno se golpea con la puerta o con lo que sea no me resulta tan doloroso como cuando me saludan y tocan el brazo, eso es más doloroso, pero al fin y al cabo estamos en esta parte en la que me han ayudado bastante los médicos".

El doctor Abraham Espinoza es quien le ha colaborado con el tema de sobrellevar el dolor y convivir con él, prácticamente desde el accidente.

"Por medio de él he podido llevar esto más normal, todo con los medicamentos, y ahora con él y con el doctor que me hizo la operación, ya me implantaron el neuroestimulador en la espalda y entonces prácticamente tengo que andar una maquinita para poder ajustar la intensidad.

Con ese control, Raabe puede regular la frecuencia de las sensaciones que el transmite el neuroestimulador que lleva dentro de su organismo. (Rafael Pacheco)

"Por momentos con la posición cambia la frecuencia, es más doloroso para mí un movimiento equis. A veces cuando estoy sentado no lo siento tanto, entonces tengo que subir la frecuencia, ya luego cuando me acuesto la sensación es bastante fuerte y tengo que volver a ajustar el neuro para bajar la intensidad.

"La cirugía consistió en implantarme un neuroestimulador para poder sobrellevar un poco el tema del dolor, porque desde el accidente tuve una molestia que se llama dolor neuropático y ya es bastante tiempo de tener un dolor insoportable en el brazo".

"Ahorita es un poco más difícil porque no puedo moverme mucho y el único brazo que yo digo que tenía bueno está maltratado por la operación, me cuesta más moverme, pero yo esperaría que ya cuando me recupere de la operación, me sienta más normal.

"No es a cualquier paciente al que le pueden poner este aparato que se lo ponen a una persona con un historial de dolor insoportable durante bastante tiempo como yo y que ya llevó procesos de los que ya llevé".

Cuando comenzó con las terapias, los bloqueos nerviosos le ayudaban hasta cierto punto.

"Era un proceso que había que llevar, esperando que existiera una mejoría y ya el tiempo dijo que no, que no iba a haber mejoría y ya tenemos más del año así.

Dispositivo electrónico para el dolor. (William Sánchez)

"En mi caso, como ando en bicicleta, el neuro tuvo que ser sujetado a la columna, porque el nervio se podía desacomodar y el doctor me dio esa opción.

"La bicicleta ahí la tengo, todavía no la he podido usar porque cuando me la dieron me avisaron de esta operación y tengo que esperar hasta que me recupere para estrenarla, que es algo que espero con muchas ansias".

"Él sabe que esto es lo que hago y la opción era sujetar mejor el cablecito que va conectado a los nervios desde el lado arriba de la columna hasta abajo, en la parte baja de la espalda tengo el dispositivo.

"Quiero recuperarme y volver a retomar todo normal, aquí estoy deseando andar en bicicleta otra vez porque me siento como un chiquito.

"Hace poquito me dieron la bicicleta y no he podido ni siquiera estrenarla, porque cuando me la dieron me llamaron para la cirugía. Y ya quiero estrenar todo: el casco, los zapatos, la bicicleta... Esa es mi fe, de que pueda llevar todo normal y andar de nuevo en bici.

Henry Raabe dice que no se queja, a pesar de todas las pruebas que le ha puesto la vida. (Rafael Pacheco)

"El dispositivo está adentro de la piel, atrás se me ve como una pelotita, al lado izquierdo, abajo. Es visible porque es como si tuviera una protuberancia y yo puedo ajustar la frecuencia. Arriba es donde tengo una gran herida, como de cinco centímetros, es de las más grandes que tengo y eso que tengo muchas.

Esta es la bicicleta que Raabe no ha podido estrenar y que está adaptada para que pueda manipularla con la mano izquierda. (CR Ciclismo)
 

"Tengo que seguir sobrellevando muchas cosas con el tema de los medicamentos, porque el doctor me dijo que no puedo dejarlos de un día para otro, que eso puede ser con el tiempo y ojalá así sea. Dios quiera que las cosas vayan cada vez mejor".

Henry Raabe: 'Ya llega un punto en el que cansa tanta operación'

--¿Cuántas veces más lo han operado del brazo?

Después de aquella vez (31 de marzo de 2016) no me he vuelto a operar el brazo, sí hay cirugías pendientes, pero lo que pasa es que ya llega un punto en el que cansa tanta operación y los procesos de recuperación son los más difíciles.

"A pesar de que gracias a Dios siempre me he recuperado rápido, es difícil, cansado y hasta el momento no sabría decirte si voy a hacerme otras operaciones, porque yo creo que ya está bueno por un tiempo, quiero descansar un poco de eso.

A Henry Raabe se le dibuja una sonrisa en el rostro cuando habla de ciclismo. (Rafael Pacheco)

"Quizás en un futuro lo valore, pero por ahora estoy en un punto en el que me hice esta del neuroestimulador porque era una gran oportunidad y las otras pueden esperar".

--¿Qué tan difícil ha sido este proceso, porque usted era derecho?

Yo creo que ya uno se adapta, se acostumbra a todo, a solo utilizar el brazo izquierdo, es una ventaja que uno se adapta y ya uno empieza su rol de vida diferente a como lo llevaba, se acostumbra.

"Operarme más no es algo que yo vea súper necesario, tal vez si me hago una operación puedo recuperar un poco de movimiento, pero es volver a todo ese proceso que es bastante lento, porque las operaciones que faltan son lentas de recuperar, de más de 15 días y es difícil, ya uno valora eso.

"Lo normal es pasar solo una semana adolorido, pero con esas más y lo que pasa es que no es una operación que me asegure el 100% o que me asegure muchas cosas, entonces por ahora lo veo un poco difícil, hacer la operación que hace falta".

--¿En cuanto a movilidad sigue igual?

En cuanto a movilidad, todo igual, solo muevo la muñeca y lo poco que logro hacer, que es estirar el brazo, es lo que pude hacer y mover la muñeca, pero con eso me la puedo jugar, como dicen, y ya lo demás lo veo difícil.

--¿Con ese neuroestimulador puede seguir andando en bicicleta y continuar con el proyecto de ingresar al ciclismo paralímpico?

La idea de todo esto es eso, que yo pueda seguir entrenando y teniendo una vida normal, según mi estilo de vida, que es andar en bicicleta y correr.

"En el caso mío, ellos sujetaron los cablecitos a los nervios porque sabían que yo ando en bicicleta y es una prevención, porque uno que anda en esto puede llevarse otra caída. Uno trata de cuidarse, pero cuando a uno le toca, le toca.

"Ellos me ayudaron en ese aspecto, de implantarlo y sujetarlo al mismo tiempo para que yo pueda continuar haciendo lo que me gusta y seguir con mi rol de vida del ciclismo, recuperarme y estar más tranquilo con el tema del hombro".

--Ya tiene más de un año de andar en bicicleta de nuevo, ¿se ha pegado algún susto?

Sí, al inicio cuando se empieza a andar de nuevo me caí un par de veces, pero era parte de... parte de aprender, porque después del accidente yo tuve que volver a aprender a caminar y también a andar en bici.

--¿Qué le pasó?

La primera vez me caí porque no tenía bien el soporte de mi brazo derecho, no era igual y me balancee hacia el lado contrario por la falta de fuerza que tengo en mi brazo derecho, entonces me fui contra un compañero y me caí.

"Otra vez me pasó igual, son los intentos de poder agarrar la botella y poder tomar, que a uno lo hacen fallar, pero es parte de aprender otra vez".

--¿Cómo fue ese proceso de reencontrarse con la bicicleta?

Cuando me subí a la bicicleta me sentí como liberado, era lo que yo quería, lo pude hacer de nuevo, pero me tocaba ir paso a paso. Ya había aprendido a agarrar la botella y ya con eso ya podía ir a carreras.

"Comer sí me costaba un poco, pero a miles costos lo lograba, siempre con el cuidado del grupo, porque los grupos son grandes, pero bien.

"Pude retomar el ciclismo, me cuesta bastante porque no soy el mismo de antes y ahora para mí el prepararme o cuando voy a correr ya no soy igual, no solo en la parte del brazo, de la discapacidad que tengo en el brazo, sino en general.

"No tengo la misma fuerza en las piernas y eso, en la carrera, uno siente la diferencia, uno siente que se le dificultan muchas cosas, pero uno aprende de todo eso y la idea de todo es nunca dar un paso hacia atrás, sino siempre hacia el frente y sea cual sea el resultado, siempre esperar que sea bueno.

"Aunque llegue de último, siempre habrá algo bueno, que ese es el aprendizaje de ese momento y la mejoría física, esas cosas me van ayudando a mejorar.

--¿Y cómo le ha ido?

En Pérez Zeledón hice un gran fondo y estaba contento porque llegué en un grupo grande, a poca distancia de los que ganaron y para mí eso fue muy bueno.

"Yo me decía de camino que si llegaba a Buenos Aires, por lo menos sabía que ya había pasado lo más duro y así fue, eran unos 160 kilómetros y los terminé con la categoría élite".

--¿Qué tan bueno le ha hecho seguir en el ciclismo?

Yo continúo corriendo en la categoría élite y eso lo motiva a uno, saber que aunque me costó e hice lo más que pude en ciertos momentos, poder decir que llegué con ellos es bueno para mí.

"Lo que queda es continuar preparándome, este año para mí yo lo veo como de aprendizaje, de aprender a correr, a conocer la gente porque el pelotón ahora es muy nuevo. E igual a nivel paralímpico, conocer cómo es, cómo son los que van a correr.

"No sé qué categoría me van a asignar porque se cree que entre C5 o C4, pero hasta puede ser en la C3, dependiendo lo que los doctores de la UCI tomen en cuenta, son categorías diferentes y tengo que conocer todo eso, todo ese mundo, los corredores que están en esas categorías, es lo que quiero hacer.

"A partir del próximo año, que ya me empiezan a contar los puntos en el sistema paralímpico, a partir de ahí comenzar a luchar por los puntos y poder tener ese chance de estar en los Juegos Paralímpicos".

--¿Se ve como campeón del mundo en paraciclismo?

A cualquiera le gustaría, es un mundo que la gente cree que andan menos que los normales y es todo lo contrario, porque se preparan igual o hasta tal vez más duro que muchos de los que están bien diría uno, y creo que uno puede ver el ejemplo de Dax Jaikel.

"Él en vueltas a Costa Rica está ahí dentro de los top 20 y para estar ahí es bastante bueno.

"El chance está, si se da la idea es aprovecharlo y poder hacerlo, no veo porqué no pueda pasar, sí sé que será difícil, pero lo vamos a intentar".

--¿Irá en mayo a Italia para que lo valoren los médicos de la UCI y poder ingresar al ciclismo paralímpico?

Sí, yo me estaba preparando normalmente porque no sabía cuándo me llamaban, gracias a Dios fue rápido y me hicieron la cirugía, ya había entrenado y corrido algo, ahora a recuperarme.

"Apenas pueda ya movilizarme, puedo comenzar con el rodillo en casa y luego ir retomando otra vez todo normal y el ir allá me va a servir de todo, para que me asignen la categoría y ver cómo están los demás".

--El tiempo pasa y usted siempre se ve fuerte, pensando a futuro y con el mismo carácter competitivo, ¿cómo se maneja eso, se ha preguntado porqué a mí o hasta cuándo?

En mi caso es muy distinto y me ha tocado difícil en muchos aspectos, y no me quejo la verdad, siempre de lo malo uno puede rescatar muchas cosas buenas y puedo seguir haciendo lo que me gusta, que es andar en bicicleta.

"A pesar de todo lo difícil que fue el proceso de la recuperación de la caída y el tema del dolor, para mí fue difícil, fueron momentos en los que pasaba muy mal, no sabía qué iba a pasar, cómo iba a estar, uno tiene el ánimo muy abajo por momentos.

"El entorno que he tenido ha sido bastante bueno, con el apoyo de mi familia, que es fundamental y me han ayudado a sobrellevar todo.

"Daniel Muñiz y su familia han permanecido conmigo, ellos siguen ayudándome a continuar con todo esto que me apasiona, que me gusta que es el ciclismo y a pesar de que es duro, me dicen que no hace falta que continúe. Pero yo no soy de los que pueden quedarse queditos y si yo tengo la oportunidad de hacer algo lo voy a hacer. Tengo el chance de seguir andando en bicicleta y tengo un gran apoyo que es Daniel y voy a seguir adelante.

"Llegará algún punto en el que por salud o por cualquier otra cosa ya yo vea que hasta aquí, porque no puedo continuar más, que la parte física ya no da. Ahí voy a hacer un alto, pero por ahora tengo proyectos, que es continuar, poder dar lo mejor de mí durante este tiempo que voy a prepararme, que voy a estar compitiendo y vamos a ver cómo resulta todo esto".

--Logró subir a su esposa (Cindy Rivera) a la bicicleta...

Después de muchas cosas malas hay cosas buenas y entre las buenas es que ella ahora me acompaña sobre la bicicleta.

Henry Raabe y su esposa Cindy Rivera ahora comparten en la bicicleta. (Cortesía)

"A ella sí le gustaba, pero hasta ahora le ha tomado más el gusto a andar en bicicleta y de vez en cuando me acompaña a hacer gran fondo o incluso hasta alguna carrera que la hacemos recreativa entre los dos, para mí es una gran compañía, ahora ella es mi compañera de equipo.

"Yo le digo eso y es la que está conmigo ahora porque el equipo ya no está, como Economy solo nosotros estamos, ella es mi compañera de equipo y ahí vamos.

"No tiene tanto chance de entrenar por el estudio y el trabajo, pero ella igual va y sale a hacer su mejor esfuerzo durante los días que podemos hacer una actividad de esas".

--¿Les ve pinta de ciclistas a sus hijos Ian y Evan?

Hasta el momento a Ian, que es el mayor, lo hemos llevado a una o dos recreativas, a él le gusta, pero yo espero que le guste solo a nivel recreativo. Uno como papá ya sabe cómo es todo esto, no espera eso.

"Yo quiero que él estudie, que si quiere andar en bici que sea a nivel recreativo e igual, uno no puede disponer de las decisiones de ellos, porque si alguno quiere hacerlo a nivel competitivo, tampoco lo voy a limitar o evitarlo, lo voy a apoyar, pero como papá uno prefiere que no".

--¿Le da susto por lo que ha vivido usted?

Exacto, a mí me da susto porque uno sabe los peligros que hay, uno sabe cómo es el deporte en sí de peligroso, así como hay otras cosas más peligrosas también, que podrían practicarlas pero no a nivel competitivo. Solo Dios sabrá.

Doctor Abraham Espinoza: 'El dispositivo engaña la percepción del dolor, engaña al cerebro'

Henry Raabe afirma que está muy agradecido con el doctor Abraham Espinoza, quien es especialista en dolor y es el que le ha ayudado a alivianar un poco todo lo que él siente.

"Ha sido un caso muy difícil, tuvo una lesión muy severa y al principio estuvimos trabajando para recuperar un poco la movilidad y para ver si mejoraba el dolor. Se mantuvo así durante todo el año y no tuvo ninguna mejoría, entonces pensamos en el neuroestimulador", comentó el médico.

Ese es el aparato que se le implantó a Raabe en la columna.

"Está encima de la médula espinal y el dispositivo engaña la percepción del dolor, engaña al cerebro. Esa terapia es sumamente efectiva en ciertos pacientes y Henry es un muy buen caso".

Comentó que a partir de ahora lo chequeará cada mes y que el propósito es irle quitando los medicamentos del dolor poco a poco e, inclusive, a futuro podría ser que se le suspendan por completo.

"El objetivo de esto es disminuir las molestias, disminuir el dolor, pero no tiene nada que ver con la función motora, eso es otra cosa, es independiente. Esto es para mejorar el dolor". citó.

Y agregó: "El problema de Henry es que como él quiere seguir compitiendo y es un atleta de alto rendimiento, todos los medicamentos que yo le estaba dando le afectan a él en concentración, la memoria, lo ponen somnoliento y hay que pedir permiso a la comisión de competición para utilizarlos. Si con esto logramos bajar el uso de los medicamentos ya es un gran logro para él".

El neuroestimulador no lo puede usar cualquier persona, tiene que ser un paciente con historial de dolor crónico, con lesiones de nervios en las piernas o los brazos, como Raabe.

"No es para todo tipo de dolor, es una terapia que es muy compleja, que es muy riesgosa también, es un cable que va a quedar de por vida en la espalda y es para casos muy calificados. Vamos a esperar hasta después de un mes para ver qué tanta respuesta tenemos".

Según el Dr. Espinoza, la intención es cambiar los medicamentos por un dispositivo electrónico y que Raabe tenga una mejor calidad de vida, con menos dolor y con la misma fuerza de voluntad y entereza con las que siempre le ha hecho frente a los problemas.

  • Comparta este artículo
Deportes

Ciclista Henry Raabe: 'Desde el accidente no duermo bien y paso con dolor insoportable'

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Fanny Tayver Marín

fanny.tayver@nacion.com

Periodista de Deportes

Graduada en la UIA. Con más de 10 años de experiencia, escribe sobre Alajuelense, ciclismo, ciclo olímpico y más. Entre sus coberturas destacan juegos eliminatorios de la Selección, el Tour de Francia, el Mundial de voleibol en Japón y los Juegos Olímpicos ...

Ver comentarios
Regresar a la nota