Deportes

Hoy será la última fecha del Monster Jam

Un toro bravío y loco hizo cimbrar la tarde josefina

Actualizado el 02 de diciembre de 2012 a las 12:00 am

El monster truck de cachos amarillos ganó la segunda jornada del Monster Jam

El Ricardo Saprissa, casi lleno, reeditó el fuerte vínculo que tienen con los motores

Deportes

Un toro bravío y loco hizo cimbrar la tarde josefina

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Apenas el corral (luz verde) se abrió, apareció en escena un toro imponente y ruidoso que con potencia extrema hizo cimbrar el estadio Ricardo Saprissa y se echó a la bolsa a los miles de fanáticos.

Toro Loco, monster truck naranja con cachos grandes y nariz humeante, se adjudicó ayer la segunda fecha del Monster Jam al triunfar en dos de las tres pruebas que conformaron la competencia.

La primera cornada del gigante de metal se dio en el round de saltos, con lo que arrancó los aplausos y gritos de una tribuna que desde hace cinco años, cuando vino el Monster Jam por primera vez al país, le tiene como uno de sus favoritos.

La victoria en wheeles (saltos) se sumó a la que Toro Loco, conducido por Carl Van Horn, nacido en Carolina del Norte, había conseguido la noche del viernes en velocidad.

Y fue precisamente en la prueba para definir al más rápido de los ocho monster truck, en la que Toro Loco confirmó su bravura.

A diferencia de los saltos, en los que cada carro realiza series individualmente, en la velocidad dos monstruos de hierro deben correr un circuito dentro del Saprissa que se compone de dos giros.

En la eliminatoria, Toro Loco se midió con el afamado Maximun Destruction, al que derrotó para luego verse la cara ante Mohawk Warrior, al que también hincó.

Para la final, el de los cachos no pudo tener un mejor rival, ya que fue Grave Digger, múltiple campeón mundial, y el más afamado de los monster , el que lo enfrentó.

Pero Toro Loco, con buena aceleración y agarre en las curvas, fue el que consiguió el triunfo.

“En todas las competencias tratamos de dar el máximo. Toro Loco acá es como el Grave Digger en Estados Unidos y por eso el equipo me dijo que debía tener un muy buen nivel”, expresó Van Horn minutos después de finalizada la primera de las dos jornadas que se efectuaron ayer por la tarde en Tibás.

“Los aficionados de Costa Rica aman este camión y me empujan a darle más y más duro. Es maravilloso”, añadió el piloto poco antes de entrar a la competencia nocturna.

PUBLICIDAD

Excavador y acróbata. Herido por la derrota que le propinaron en velocidad, para el round final de la tarde, en donde los vehículos mostraron su pericia en el freestyle (saltos en estilo libre), Grave Digger fue el que voló más alto y cayó mejor.

En medio de un público excitado por los trompos, llantones, brincos, vuelcos y caídas de vértigo, el Excavador de Tumbas obtuvo el puntaje más alto, con 27 unidades.

En el segundo puesto se ubicó Monster Energy, con 26, y tercero acabó Ironman, superhéroe quien, al contrario de las películas, en San José no siempre va a ganar.

Anoche, a la hora del cierre, se realizaba la tercera jornada del Monster Jam y hoy, a las 3 p. m., se efectuará la última competencia.

  • Comparta este artículo
Deportes

Un toro bravío y loco hizo cimbrar la tarde josefina

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota