Deportes

La paradoja de la Selección de llegar como favorita

Actualizado el 29 de junio de 2014 a las 12:00 am

Contra la lógica, Costa Rica es hoy la preferida en la segunda ronda

Deportes

La paradoja de la Selección de llegar como favorita

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Hoy, las casas de apuestas pagarán mejor una victoria de Grecia que la de Costa Rica, el mundo se maravillará si los helénicos dejan fuera al verdugo del “grupo de la muerte” y se hablará de sorpresa si la Tricolor se despide de la cita brasileña.

Suena increíble pero es así. Contra todo pronóstico o lógica, la Selección Nacional es la llamada a avanzar en una ronda de octavos de final de un Mundial mayor.

No hay nada de triunfalismo en ese razonamiento, es más bien una cosa de sentido común, una paradoja en un equipo que muy pocos pensaron que podía llegar tan bien a esta segunda ronda.

Basta con aferrarse a los hechos para respaldar todo lo anterior. Costa Rica se clasificó holgada al Mundial: segunda de la hexagonal, invicta en casa y como el equipo menos goleado de la eliminatoria.

A miles de kilómetros, Grecia perdió el chance de un boleto directo a Brasil ante Bosnia-Herzegovina, se metió como segunda al repechaje que la puso de frente a Rumanía y fue ahí, luego de una victoria en casa y un empate afuera, que se ganó finalmente el derecho de decirse mundialista.

El capitán tricolor Bryan Ruiz soportó la marca del volante inglés Frank Lampard, en el último choque de la exitosa fase de grupos.  | CARLOS BORBÓN
ampliar
El capitán tricolor Bryan Ruiz soportó la marca del volante inglés Frank Lampard, en el último choque de la exitosa fase de grupos. | CARLOS BORBÓN

Lo mismo, pero en Brasil. El inicio del Mundial, sorpresivamente, no cambió en mucho el panorama de ticos y helénicos.

Costa Rica levantó la voz en un grupo que lo dio por muerto y se clasificó como líder invicto por delante de Uruguay, Italia e Inglaterra, con un único gol en contra y siete puntos. Una renta histórica.

Grecia, en cambio, volvió a celebrar un boleto de sufrimiento. Un más que agónico penal ante Costa de Marfil les permitió avanzar como el peor de los 16 equipos que pasaron de la primera fase: cuatro puntos y un rendimiento de -2 en el tema de gol diferencia.

Por si fuera poco, la Tricolor se adornó hasta ahora con un fútbol que levanta elogios, apoyado en un rendimiento colectivo como pocas veces tuvo y una respuesta individual que sobrepasa las expectativas de propios y extraños.

Los helénicos más bien han sido modestos. Escasos de propuesta arriba pero sí ordenados en su dinámica, un esquema que funcionó ante asiáticos y africanos, pero que se quedó muy corto con la alegría y velocidad latina, o por lo menos, con la colombiana.

Por eso nadie duda hoy quién lleva el peso de la obligación, por más que los octavos de final no admitan vaticinios a priori o que nuestro rival tenga un mejor “pedigri” luego de aquella Eurocopa de 2004.

“Todos saben que Costa Rica es la favorita en este partido, pero Grecia puede clasificar si demuestran la misma concentración que en los partidos ante Japón (0-0) y Costa de Marfil (2-1)”, dijo el periodista griego Polydoros Papadopoulos, una frase que tradicionalmente estaría pensada para la Sele , pero este equipo está más allá de la lógica.

  • Comparta este artículo
Deportes

La paradoja de la Selección de llegar como favorita

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota