Deportes

Vicente del Bosque: érase una vez un técnico de fútbol pegado a un bigote

Actualizado el 01 de febrero de 2014 a las 12:00 am

Deportes

Vicente del Bosque: érase una vez un técnico de fútbol pegado a un bigote

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Vicente del Bosque tiene aspecto de abuelo severo: la mirada grave y el entrecano y espeso bigote –que le da su apodo, obvio, de Bigotón– le dan ese aspecto.

Vicente del Bosque cuenta con 63 años. Dirige a España desde julio del 2008 y la llevó el Mundial del 2010 y la Eurocopa del 2012.  |  ARCHIVO
ampliar
Vicente del Bosque cuenta con 63 años. Dirige a España desde julio del 2008 y la llevó el Mundial del 2010 y la Eurocopa del 2012. | ARCHIVO

Del Bosque sonríe, por lo general, para la foto oficial.

Imagen sin titulo - GN
ampliar
Imagen sin titulo - GN

La autoridad a Vicente del Bosque no le viene de gestos destemplados, polémicas odiosas o dardos contra colegas. El hombre ejerce la autoridad a la vieja usanza: convenciendo y dialogando.

Del Bosque es el hombre llevó a España al sitio que se le negaba: la cima del mundo, tras toda una vida frustraciones.

El Bigotón retocó y afinó el modelo de Luis Aragonés, el Sabio de Hortaleza, quien archivó a la tradicional furia y le dio carné de ciudadanía español al buen pie, al toque con la bola al piso y la estética como forma de ganar.

“Ahí se produce el cambio. Desde ahí hemos trabajado con un núcleo estable de jugadores, pero lo hemos ampliado mucho. Ya más del 50% de aquel equipo se ha renovado porque es ley de vida, inevitable", expresó en esta semana.

Cuando Iker Casillas levantó la Copa del Mundo –hace casi cuatro años– no solo reivindicó al fútbol de España, lo hizo también con Vicente del Bosque.

Las vueltas del fútbol. Madridista como el mismísimo Santiago Bernabéu, Vicente del Bosque dirigió al Real Madrid durante cuatro temporadas: de 1999 al 2003.

Una valija llena de títulos durante su gestión no le bastó a Florentino Pérez, mandamás merengue, para dejarlo en el cargo.

A del Bosque le dolió en el alma, pero no hizo mayor alharaca y se marchó de la que fue su casa.

En el 2010 –siete años después de aquella partida y ocho de haberle dado al Madrid su última Champions –, del Bosque veía a Casillas levantar la Copa del Mundo...

  • Comparta este artículo
Deportes

Vicente del Bosque: érase una vez un técnico de fútbol pegado a un bigote

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota