Deportes

Vicente Del Bosque: El marqués que se marchó con el rey

Actualizado el 19 de junio de 2014 a las 12:00 am

Deportes

Vicente Del Bosque: El marqués que se marchó con el rey

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Vicente del Bosque tiene contrato con España hasta el 2016.   | AP
ampliar
Vicente del Bosque tiene contrato con España hasta el 2016. | AP

Río de Janeiro. AFP Con un Mundial y una Eurocopa en el bolsillo, el seleccionador español, Vicente del Bosque, afrontaba en Brasil el reto de sumar una nueva corona mundialista a su exitoso currículum, pero fracasó tras perder contra Holanda (5-1) y Chile (2-0).

Del Bosque, al que el rey Juan Carlos I de España otorgó el título de marqués por su éxito en el Mundial de Sudáfrica 2010, se hizo cargo de la selección en 2008 tras la salida de Luis Aragonés, y desde entonces, en 90 partidos ha cosechado 73 victorias, 10 derrotas y 7 empates.

Ironía del destino, la derrota de ayer ante Chile, que deja fuera a España del Mundial, poniendo fin al reinado de la Roja en el mundo del fútbol, coincide con el día en el que Juan Carlos I firmó su abdicación como monarca español.

Del Bosque, que nunca acaparó protagonismo con los triunfos, quizás no pueda evitar ahora la oleada de críticas que se esperan por la bochornosa eliminación en Brasil.

El técnico, que tiene contrato con la Federación Española hasta la Eurocopa 2016 en Francia, no descarta replantearse su futuro.

“Es cierto que cuando sucede algo negativo en una competición tan importante como esta trae sus consecuencias. No me gustaría entrar en ese análisis ahora, porque tenemos mucho tiempo por delante”, declaró tras el juego de ayer.

Luego de años de éxitos en el Real Madrid (dos ligas y dos Champions entre 2000 y 2003), el marqués Del Bosque fue el elegido para sustituir a Luis Aragonés, artífice del triunfo en la Eurocopa 2008.

Del Bosque, nacido en Salamanca hace 63 años, apostó por la continuidad en una selección que acababa de lograr su primera Eurocopa desde 1964, con un atractivo juego de toque, el conocido “tiqui-taca”.

Apoyado en una gran generación de jugadores, el siempre reflexivo estratega ganó el siguiente Mundial de Sudáfrica 2010 y la Eurocopa de Polonia-Ucrania 2012, acrecentando su leyenda.

Solamente la Copa Confederaciones se le resiste tras caer en las semifinales en Sudáfrica en 2009 (ante Estados Unidos) y en la final ante Brasil, el pasado año.

Del Bosque llegó a Brasil con la voluntad de igualar al italiano Vittorio Pozzo como único seleccionador en haber logrado dos títulos mundiales y único en la historia en encadenar tres grandes torneos internacionales.

Pero el sueño se rompió mucho antes de lo previsto.

  • Comparta este artículo
Deportes

Vicente Del Bosque: El marqués que se marchó con el rey

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota