Deportes

La fortaleza de Tim Krul y el pragmatismo del frío Louis van Gaal

Actualizado el 06 de julio de 2014 a las 12:00 am

El meta que ayer paró dos penales dice que habían estudiado a los lanzadores de la Sele

Deportes

La fortaleza de Tim Krul y el pragmatismo del frío Louis van Gaal

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
Tim Krul ataja el último penal de Costa Rica y, en apenas su sexto partido de selección, se mete en la rica y extensa historia de Holanda. | AP

No fue Arjen Robben, ni Robin van Persie, ni Wesley Sneijder con sus dos palos en el partido...

El que jamas nos hubieramos imaginado, el 23, el último de la lista, fue el villano que dio por culminada la fantástica epopeya de Costa Rica en el Mundial Brasil 2014.

Villano para la memoria tica, héroe para los holandeses. Y de película: salió en el ultimísimo instante, inesperado por todos, y tuvo la calma y el temple para resolverle a los tulipanes, parando dos tiros de penal, la clasificación a las semifinales de la Copa del Mundo.

El nombre, Tim Krul, sobra repetirlo, difícilmente lo olvidaremos los ticos por años y años...

También fue el reflejo del pragmatismo de Louis van Gaal y de esta Holanda candidataza a salir campeona. Pocos entrenadores se habrían aventurado a sacarse, así, un as de la manga en el, como ya se dijo, ultimísimo instante de un duelo de los cuartos de final.

Timothy, de 26 años y ficha del Newcastle inglés, jugó ayer su sexto partido con la selección de los tulipanes. Es poco reconocido en Europa y a él, a ese portero, se encomendó el maestro Van Gaal.

Quizá solo una estadística, matemática, respaldaba el cambio: Krul mide 1,93 m. y su compañero, el portero estelar, Jasper Cillessen mide 1,87 m. Son solo siete centímetros de diferencia pero siempre se ha sabido que la estatura juega a favor del guardameta en los penales y así de pragmática es esta Holanda.

“Para dos penas máximas... Esto es para lo que entrenas y te preparas durante siete meses. Un Mundial solo se gana con los 23 jugadores”, comentó Krul después de ceñirse como héroe naranja.

Calculado. Lo extraño fue ver salir a Cillessen escasos cinco minutos después de haberle parado un remate a Marco Ureña que le salvó la vida a su equipo. Inaudito: salió calmado, sin bronca alguna.

A todas luces el cambio no fue improvisado. Es una carta que Van Gaal ya se traía lista desde antes del inicio de la cita mundialista de Brasil 2014.

Sin embargo, Krul fue más allá y confesó que ya tenía estudiados a los penaleros costarricenses.

“Estudiamos cómo los lanzaban, pero con eso no arreglas gran cosa. Así que nos pusimos con Frans (Hoek, entrenador de porteros del combinado holandés) y trabajamos muy duro.

“Pero si Jasper (Cillessen) no hubiese parado aquel disparo en el último momento, nada de esto habría pasado”, agregó Krul.

Mientras que Van Gaal habló poco del cambio. Simplemente describió como fue que le pasó el pensamiento por la cabeza:

“Durante la prórroga, tuve en cuenta la posibilidad de tener que utilizar a Krul en el caso de tener que ir a los penales”, sentenció el entrenador que el próximo miércoles dirigirá a Holanda en la semifinal ante Argentina.

  • Comparta este artículo
Deportes

La fortaleza de Tim Krul y el pragmatismo del frío Louis van Gaal

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota