Deportes

Selección de Bélgica halló la victoria ante Argelia desde el banquillo

Actualizado el 18 de junio de 2014 a las 12:12 am

Fellaini y Mertens estaban en banco de suplentes y entraron para aportar sus goles

Deportes

Selección de Bélgica halló la victoria ante Argelia desde el banquillo

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Bélgica llegó al Mundial brasileño después de 12 años de ausencia y la expectativa, en el debut ante Argelia, era que iba a hallar la victoria con facilidad, sin obstáculos.

Pero la tarea se la complicó el duro oponente africano, a partir de un orden táctico y una actitud enérgica para cerrarle los espacios.

Los Diablos Rojos apelaron a su técnico, Marc Wilmots –exjugador en 3 copas–, quien decidió oportunas variantes que le dieron dinámica y efectividad, para volcar el resultado en los últimos 20 minutos.

Dries Mertens festeja su gol a Argelia, el del triunfo de Bélgica. Lo gritó con Lukaku, quien había salido de cambio y se vino desde la banca.  | AFP
ampliar
Dries Mertens festeja su gol a Argelia, el del triunfo de Bélgica. Lo gritó con Lukaku, quien había salido de cambio y se vino desde la banca. | AFP

En Belo Horizonte, el 2-1 definitivo no fue fácil construirlo. Argelia le salió respondón y puso en entredicho su aspiración al éxito en el torneo desde el arranque del duelo, que dio la apertura al grupo H.

La fórmula del país más extenso de África, por parte de su estratega bosnio, Vahid Halilhodzic, se apoyó en su portero, Rais M’Bolhi, quien fue figura; su eficiente capitán, Majid Bougherra; y su talentoso cerebro Sofiane Feghouli, del Valencia.

Los casi 60.000 espectadores quedaron asombrados por el sorpresivo contragolpe al 24’, en el que Feghouli fue agarrado torpemente de su camiseta por el lateral Jan Vertonghen.

¡Penal! El mismo jugador, con la camiseta número 10, firmó el 1-0 con toque engañoso desde los 11 pasos. Una cachetada al corazón de los confundidos belgas.

La desesperación era palpable. La gran esperanza roja, Eden Hazard, del Chelsea, trataba de aparecer y de asociarse con el ataque, que recurrió al remate de larga distancia. Pero nada resultó y el 1-0 de los árabes empezó a agigantarse.

Cambio total. Wilmots notó que Nacer Chadli –excompañero de Bryan Ruiz en el Twente FC– y el “Drogba belga”, Romelu Lukaku –colega de Bryan Oviedo en el Everton–, no llegaron en su día y eran fácil presa de la zaga argelina.

Era necesario que la respuesta viniera de los suplentes para rescatar el partido. Chadli y Lukaku salieron del campo y en su lugar el arribo de Dries Mertens, del Nápoli, y el novato Divok Origi, del Lille –compañero del tico John Jairo Ruiz– resultó definitivo ayer.

Mertens y Origi empezaron a penetrar con mayor facilidad al área adversaria, que no soportó la presión.

También fue primordial el ingreso al 65’ del melenudo Marouane Fellaini, del Manchester United, en lugar del inofensivo Moussa Dembélé –exFulham junto a Bryan Ruiz–; cinco minutos después peinó de espaldas al marco y dio el 1-1.

Justicia en el marcador. Bélgica había sido más que Argelia. De hecho, su posesión de bola fue aplastante (65% sobre 35%), así como su relación de disparos a marco, con 16 intentos por solo tres africanos.

La única acción clara de Hazard generó el pase a Mertens, para precisar el 2-1. Bien por los Diablos Rojas , que no renunciaron al triunfo y lo hallaron desde el banquillo.

  • Comparta este artículo
Deportes

Selección de Bélgica halló la victoria ante Argelia desde el banquillo

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota