Deportes

Santos metió a sus dos huéspedes en octavos

Actualizado el 28 de junio de 2014 a las 12:04 am

Deportes

Santos metió a sus dos huéspedes en octavos

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Santos, Brasil. Santos es la única ciudad en todo Brasil que hospeda dos equipos clasificados a los octavos de final del Mundial Brasil 2014: Costa Rica y México.

Ni los monstruos cosmopolitas de Río de Janeiro y São Paulo lograron meter a todos los suyos.

Y sus habitantes están extremadamente orgullosos de ellos. ¿Por qué? Porque producto de las enormes dimensiones del país, hay grandes rivalidades entre cada localidad. Por ejemplo, hay camisas de la Auriverde que vienen con escudos de clubes, como para decir “ok, yo soy brasileño, pero de Santos”. O de Corinthians, o de Palmeiras, o del propio São Paulo.

En la calle muchos dicen que es el aire local lo que le dio fortaleza a ambos equipos para lograr el boleto. Que los cariocas son muy desordenados y que los paulistas son muy serios, lo cual le pasó factura a quienes se quedaron bajo su cielo (que ni siquiera saben quiénes fueron). Enemistad sociológica y deportiva en su más pura expresión.

El problema es que existe la posibilidad de que ticos y aztecas se topen en la siguiente ronda.

Lógicamente, la Sele deberán vencer primero a Grecia; mientras que el Tri buscará derrotar a Holanda. Una es mucho más probable que la otra, pero bueno...

Ahí, según Lincoln Chaves, un periodista de nota diez de O Globo Sporte , dijo en son de broma que la Praça da Independência, el punto de festejo de la ciudad, seguramente se dividirá con una gran línea imaginaria.

Empero, no está lejos de la realidad: entre los hoteles de cada delegación hay 300 metros como máximo, con la “Fuente de la Hispanidad” santista en el puro centro. Esa será la línea que dividiría a estos vecinos de una semifinal.

  • Comparta este artículo
Deportes

Santos metió a sus dos huéspedes en octavos

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota