Deportes

Miroslav Klose: el abuelo alemán que no se cansa de romper las redes

Actualizado el 21 de junio de 2014 a las 11:58 pm

El ariete igualó ayer el récord de Ronaldo como goleador en la historia de la Copa

Deportes

Miroslav Klose: el abuelo alemán que no se cansa de romper las redes

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

A sus 36 años, Miroslav Klose entró ayer en la memoria de la Copa del Mundo, al igualar el récord del brasileño Ronaldo como máximo artillero de la historia del torneo.

Miroslav Klose, la figura del día
ampliar
Miroslav Klose, la figura del día (DANIEL MORA/ INFOGRAFÍA, LA NACIÓN)

En su debut en Brasil 2014, con apenas dos minutos en la cancha, Klose anotó el segundo alemán ante Ghana y llegó a 15 goles en cuatro Copas del Mundo.

El Abuelo, como lo llama la prensa germana, se presentó en Brasil, su sétimo y último gran torneo internacional, con el objetivo de superar los 15 tantos anotados por el Fenómeno entre 1998 y 2006.

“No me importa si juego de titular o salgo del banco; todos los partidos son importantes y 15 goles en 20 juegos de Copa del Mundo no está mal”, señaló ayer el delantero.

Klose sumaba 14 goles en tres ediciones de la Copa del Mundo (del 2002 al 2010), empatado con Gerd Müller, el mítico delantero de la Alemania Federal de los años 70.

Pocos se hubiesen atrevido a decir al inicio de la carrera de Miro, que el delantero larguirucho, discreto y de aspecto torpe se iba a convertir en uno de los mejores goleadores de la historia.

El ariete nacido en Polonia debutó en 1999 con el Kaiserslautern. Jugó cinco temporadas ahí, en las que fue goleador, y fichó por el Werder Bremen, donde siguió destacando como un depredador del área durante tres años, hasta que en el 2004 pasó al Bayern Múnich.

Con el gigante alemán ganó varios títulos a nivel de clubes, y en el 2011, acabó marchándose al Lazio italiano, donde muchos le daban ya por jubilado; sobre todo esta última temporada en la que jugó poco por las lesiones y marcó solo un gol.

Pero Klose se transforma cada vez que se enfunda la camiseta de la National Mannschaft .

Con Alemania ha vivido de todo: debutó en el 2001, cayó en final del 2002, la humillante eliminación en primera ronda en la Eurocopa 2004, y la dolorosa derrota en semifinales ante Italia en el Mundial 2006, celebrado en suelo germano.

El máximo artillero de la historia de Alemania (70 goles), no destaca por su técnica depurada, pero si por una eficaz lectura del juego que le hace estar siempre en el lugar oportuno para marcar.

Ahora que se acerca el final de su carrera, el ariete sueña con el título mundial. Quizá así se plantee continuar y batir uno de los pocos récords que le restan: las 150 internacionalidades de Lothar Matthäus. Miro suma 133.

  • Comparta este artículo
Deportes

Miroslav Klose: el abuelo alemán que no se cansa de romper las redes

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota