Deportes

Duelo eliminatorio ante Honduras

Junior Díaz le guiña a la titular aun sin la bendición de la afición

Actualizado el 05 de junio de 2013 a las 12:00 am

El lateral se perfila como estelar por la izquierda en el duelo del próximo viernes

Asegura que quiere demostrar su valía y cambiar el ‘ambiente’ que hay en torno suyo

Deportes

Junior Díaz le guiña a la titular aun sin la bendición de la afición

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

                         Junior Díaz (izquierda) se entrenó ayer junto al resto de los seleccionados. También lo hizo Michael Umaña, quien no estará ante Honduras,  en el juego de este viernes por acumulación de tarjetas amarillas. | MANUEL VEGA
ampliar
Junior Díaz (izquierda) se entrenó ayer junto al resto de los seleccionados. También lo hizo Michael Umaña, quien no estará ante Honduras, en el juego de este viernes por acumulación de tarjetas amarillas. | MANUEL VEGA

Con la comentada ausencia de Bryan Oviedo la lateral izquierda de la Selección sigue en busca de un dueño y en la carrera por ese cupo la zancada larga de Junior Díaz parece llevar ventaja.

Su estatura y físico lo ponen como la elección lógica si se parte del conocido biotipo hondureño y de que Christopher Meneses, el otro interesado en el puesto, apenas volvió ayer a los entrenamientos debido a una molestia en su pierna izquierda.

Sin embargo, tan criticada fue la no convocatoria de Oviedo como la llamada de Díaz, un zaguero curtido en Europa pero que nunca ha enamorado a la ya de por sí exigente afición tricolor.

Las razones solo se entienden aquí, porque para cualquier equipo del área tener un legionario en el futbol alemán y no llamarlo es un lujo sencillamente impensado; pero ahí están, tan repetidas como compartidas.

Junior lo sabe, porque guste o no el ruido de la calle llega a todos los oídos, incluidos los de la Selección, ya sea para bien o para mal.

“El llamado mío es para aportar, para que el viernes empecemos todos juntos ese camino. Vengo a dar lo mejor de mí y espero que eso que se ha creado en el ambiente cambie, porque la verdad traigo muchas ganas de demostrar que puedo hacer mucho con la Selección”, aseguró.

El lateral lo dijo en un tono sincero, sin que sonara a reto ni replica, fue más como el deseo de lavar su imagen “de aquí” para poder traer la “de allá”.

Tampoco entró en discusión cuando se le consultó si la actitud de ese sector de la gradería le parece “ingrata” tratándose él de un legionario que juega en una de las mejores ligas del mundo, pero sí soltó una verdad: él, donde quiera que ha ido, siempre juega.

“Yo soy profesional y no puedo minimizar mi trabajo, siempre donde he ido he jugado. Gracias a Dios se me dio la oportunidad en Alemania y pienso que ahora que tengo la oportunidad aquí y la quiero aprovechar y demostrar que tengo las condiciones”, finalizó.

PUBLICIDAD

¿Qué ofrece? Titular o no, la presencia de Junior Díaz en la Tricolor le da al equipo un par más de piernas que conocen –pero sobre todo entienden– la dinámica del fútbol de Primer Mundo; eso, aquí y en cualquier parte, pesa.

También destaca que se ganara el puesto en un balompié que premia el físico, algo que el viernes de seguro va a hacer falta.

Ojo, eso tampoco es una garantía para el éxito en la convocatoria de un jugador que tantas otras veces ha fallado en la tarea de gustar con la Sele, porque también está claro que no todo aquel que brilla en un club puede traerse esa gracia a una selección (y viceversa).

Hay también un último dato: este Junior Díaz de Alemania nunca jugó con la Tricolor.

  • Comparta este artículo
Deportes

Junior Díaz le guiña a la titular aun sin la bendición de la afición

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota