Deportes

Griegos en Costa Rica tienen el corazón dividido para el juego

Actualizado el 27 de junio de 2014 a las 11:10 pm

Teodora Tsijli, de la Asociación Helénica, dijo que se reunirán en Momentun Pinares

Deportes

Griegos en Costa Rica tienen el corazón dividido para el juego

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
Aris Stamatiadis, quien labora en desarrollo inmobiliario de Colliers, mostró ayer productos que importa la empresa familiar. | MELISSA FERNÁNDEZ

Con el corazón partido en dos, pese a que ambas partes representan una gran cuota de amor en su vida, muchos griegos que viven en Costa Rica observarán mañana el juego de octavos entre ticos y helénicos.

Dicho compromiso, del que solo saldrá uno vivo, une a dos naciones que por primera vez se enfrentan en una cita mundialista mayor.

“Pase lo que pase –mañana– yo amanezco el lunes en cuartos de final, estoy mitad y mitad”, expresó ayer al mediodía Aris Stamatiadis, un treinteañero cuyo padre, Yannis (q.d.D.g.) era griego; su mamá es tica.

Hermano de Miranda y Constantina, Aris, quien es seguidor del Olympiacos, añadió que verá el encuentro con amigos, algunos griegos, la mayoría costarricenses.

“Mi relación con Grecia es fuerte porque mi papá creó hace 15 años una empresa, Productos Maky, que importa productos comestibles; hace cinco años, cuando mi padre murió, mi hermana mayor y yo nos hicimos cargo de la compañía”, dijo.

Aris y sus dos hermanas son el fruto del amor de un hombre que venía de hacer el servicio militar griego, y que por ello le dieron una beca para estudiar matemática en Francia, y María Soledad Zúñiga, quien fue a estudiar arte.

Otra que se vino por amor fue Teodora Tsijli, quien hace 50 años llegó a territorio costarricense enamorada de un tico al que conoció en Italia, y quien la hizo caer rendida ante el encanto de esta tierra.

“Vivo feliz en este país, en este momento estoy pensionada, trabajaba en la UCR y la UNA como profesora de matemáticas, acá vivo con mis cinco hijos”, comentó.

“Voy con los dos equipos, mi corazón está en dos, pues son los dos amores que tengo, después del partido contra Italia me fui a celebrar a la fuente de la Hispanidad, donde me saludaba con todo el mundo... Estaré feliz con cualquiera que gane, aunque, por lo que he visto, le doy más posibilidades a Costa Rica”, señaló Tsijli, quien se dedica a dar clases de griego en la Asociación Helénica de Costa Rica.

“El griego es la única lengua que tiene 37 siglos de uso continuo, con sus variaciones, por supuesto, porque no es lo mismo el griego de Platón que el de hoy, el griego tiene mucha influencia en el mundo occidental, y me refiero al francés, alemán, español, portugués y las lenguas eslavas”, añadió la profesora.

Solo Grecia. Mientras que Stamatiadis y Tsijli serán felices pase quien pase, Konstantinos Christofileas, nacido en Kalamata, y quien llegó al país en 1994, le va a Grecia.

Él, quien es propietario de la empresa Provimar, casado con Jexsy Anchía, de Miramar, y padre de Dimitris (11 años) y Angelos (10), quiere que sean los helénicos los que triunfen, aunque “si pasa Costa Rica, sigo con Costa Rica”, dijo desde Puntarenas, donde vive.

  • Comparta este artículo
Deportes

Griegos en Costa Rica tienen el corazón dividido para el juego

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota