Deportes

Gol tempranero decidió pase de Argentina a semifinales

Actualizado el 06 de julio de 2014 a las 12:00 am

La Albiceleste pasó a semifinales tras larga ausencia de 24 años en la fase protagónica

Deportes

Gol tempranero decidió pase de Argentina a semifinales

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Casi un cuarto de siglo tardó Argentina para retornar a semifinales, esa fase estelar de la liturgia del sudor en la que el dios del fútbol elige solamente a cuatro jinetes, en la recta final del máximo acontecimiento del fútbol del orbe.

Gonzalo Higuaín sorprendió de entrada con un remate de media vuelta que, prácticamente, petrificó aThibaut Courtois cuando apenas se jugaba el minuto ocho. En el segundo lapso, Higuaín tuvo otra que se fue.  | AP
ampliar
Gonzalo Higuaín sorprendió de entrada con un remate de media vuelta que, prácticamente, petrificó aThibaut Courtois cuando apenas se jugaba el minuto ocho. En el segundo lapso, Higuaín tuvo otra que se fue. | AP

La tempranera anotación de Gonzalo Higuaín, al minuto ocho, fue suficiente para marcar distancia sobre Bélgica y acceder a la semifinal de Brasil 2014, opción que la Albiceleste no alcanzaba desde el ya lejano Mundial de Italia 90.

Con la buena puntería del Pipita y la función de artífice que ejecutó Lionel Messi, los hombres de Alejandro Sabella sacaron por la mínima un desafío que si bien careció de emociones a lo largo de los 90 minutos, permitió a los argentinos sacar el desafío en los 90 minutos, sin sufrir el desgaste físico y emocional de una eventual prórroga.

Marouane Fellaini y Lucas Biglia pelean la pelota. Tras un partido muy disputado Argentina no solo pasa a semifinales, sino que continúa con su marca perfecta de cinco victorias en pos de lo que sería su tercer título.  | EFE
ampliar
Marouane Fellaini y Lucas Biglia pelean la pelota. Tras un partido muy disputado Argentina no solo pasa a semifinales, sino que continúa con su marca perfecta de cinco victorias en pos de lo que sería su tercer título. | EFE

Martín Demichelis por Federico Fernández y Lucas Biglia por Fernando Gago, tales fueron las variantes que introdujo Sabella en su engranaje, consciente de que tenía que reforzar su defensiva y mejorar la dinámica del mediocampo.

Lionel Messi, máximo referente argentino, se retrasó un tanto de su sector habitual, en la línea delantera, para crear opciones desde la mitad del terreno.

En uno de esos avances tempraneros, al minuto ocho, con la intervención de Ángel Di María, la pelota le cayó de rebote a Higuaín, quien definió de una vez, como suelen hacer los goleadores.

La virtud del Pipita radicó en que, a pesar de que se hallaba ligeramente de espaldas al arco, su intuición de metralla lo hizo disparar de seguido. Con su rodilla derecha en tierra, Thibaut Courtois solo atinó a mirar cómo la Brazuca se enredaba en los cordeles.

Quedaban 82 minutos de juego, en teoría un amplio lapso en la intención belga de revertir la suerte.

Lesión de Di María. Transcurría media hora cuando Ángel Di María cedió por causa de un fuerte golpe en su muslo izquierdo.

Sabella introdujo a Enzo Pérez en su lugar. No obstante, el vacío de Di María de algún modo comenzó a pesar y el fuelle argentino en la ofensiva cedió gradualmente.

En el segundo período, fue de nuevo el Pipita Higuaín quien estuvo a punto de aumentar la cuenta, pero su remate se estrelló en el transversal de Courtois.

Entre tanto, en el libreto de Marc Wilmots apareció Romelu Lukaku, una de las principales piezas belgas; también recurrió a Dries Mertens, posiblemente con la intención de imprimir potencia y opciones por arriba en la delantera de los diablos rojos, que se mostraban hasta entonces muy frágiles para inquietar en la defensa adversaria y sumar posibilidades en la meta de Sergio Romero.

Producto de las permutas citadas, los desbordes belgas por la bandas y los centros comenzaron a sucederse y la defensa argentina zozobró en varios lances.

Sin embargo, la estructura represiva Albiceleste se mantuvo, mientras que sus mediocampistas aislaban al creativo Eden Hazard, sustituido al 75’ por Nace Chadli.

En el epílogo, Messi tuvo una clara ocasión de aumentar la cuenta, pero Courtois lo impidió.

De esta manera, los argentinos volvieron a frenar a Bélgica en cuartos de final, como lo hicieron en México 86 por 2 a 0, ambos goles de Diego Armando Maradona.

Tras el pitazo largo, el ojo electrónico de la televisión captó el abrazo de Sabella con sus muchachos, tras cinco victorias al hilo. Y quieren el máximo galardón.

  • Comparta este artículo
Deportes

Gol tempranero decidió pase de Argentina a semifinales

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota