Deportes

Frustración por la derrota dio paso a una ola de actos vandálicos en Brasil

Actualizado el 09 de julio de 2014 a las 12:00 am

Asaltos, peleas y personas detenidas tras la goleada de ayer de la Canarinha

Deportes

Frustración por la derrota dio paso a una ola de actos vandálicos en Brasil

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Hinchas brasileños, entre la humillación y la tristeza (AFP)

São Paulo. EFE. Varias ciudades brasileñas sufrieron ayer actos de vandalismo, con asaltos, peleas e incendio de autobuses, tras la derrota de la selección de Brasil ante Alemania, por 1-7 en la semifinal.

Después de la derrota, la más abultada sufrida por Brasil durante su participación en las veinte ediciones de los mundiales y calificada como “vergonzosa” por la mayoría de la prensa, algunas personas causaron violencia y confusión.

En Belo Horizonte, donde se disputó el partido, el bohemio barrio de Savassi, el más visitado por los turistas con un promedio de 25.000 personas en sus bares y calles, se sucedieron peleas callejeras que terminaron con doce detenidos.

Un autobús fue quemado por hinchas inconformes por el resultado del partido entre Brasil y Alemania en la Avenida Yervant Kissajikian.  | EFE
ampliar
Un autobús fue quemado por hinchas inconformes por el resultado del partido entre Brasil y Alemania en la Avenida Yervant Kissajikian. | EFE

Dentro del estadio hubo desmanes y varias personas que intentaron destruir parte del patrimonio público debieron ser expulsadas del recinto deportivo y custodiadas por la Policía hasta la salida, según las autoridades.

En Sao Paulo, mientras la tristeza cundía en algunos lugares preparados para el festejo, como el bohemio barrio de Vila Madalena y la Fan Fest , donde muchas personas se retiraron antes de finalizar el partido, otros puntos de la mayor ciudad brasileña eran testigos de una oleada de violencia.

La empresa municipal de transportes SPTrans confirmó que un garaje de una empresa de autobuses en la zona sur de la ciudad, próximo a la represa de Guarapiranga y a la carretera de M’Boi Mirim, fue atacado por desconocidos que prendieron fuego a quince autobuses que estaban estacionados y fuera de servicio.

El hecho ocurrió media hora después del final del partido que se disputó en Belo Horizonte.

La Policía informó a EFE que nadie resultó herido en el incendio de los autobuses y señaló que la primera hipótesis es que se trató de una reacción por el partido, aunque no se descarta que el hecho pudo ser aislado y da continuidad a los ataques que sufre el transporte público en las últimas semanas.

En la Avenida Yervant Kissajikian, en la región suroriental de la capital paulista, un autobús fue quemado al igual que sucedió en el municipio de Guarulhos, también en la región metropolitana, otro más fue atacado con fuego.

También próximo a Guarulhos, en el barrio Sapopemba, un autobús más fue abordado por desconocidos, que pidieron a los pasajeros bajarse y lo incendiaron, para sumar así 18 vehículos del transporte público quemados al comienzo de la noche en Sao Paulo.

Además, en la zona oriental de la ciudad, una tienda de electrodomésticos fue destruida. Detuvieron a cinco sujetos por el hecho.

  • Comparta este artículo
Deportes

Frustración por la derrota dio paso a una ola de actos vandálicos en Brasil

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota