Deportes

Didí: 60 años de ser el único que toca la cabeza de Pelé

Actualizado el 10 de junio de 2014 a las 12:00 am

Deportes

Didí: 60 años de ser el único que toca la cabeza de Pelé

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Santos, Brasil. Este hombre de estatura media, rostro amable y voz rasposa recibirá una llamada en los próximos dos días.

Se deberá a que hay una ceremonia formal e importante el 12 de junio. Será una conversación en la que le pidan una cita para hacer un corte de pelo. Parece algo normal.

Para él realmente lo es, dado que ese es su empleo desde que tiene diez años. Sin embargo, para los restantes seres humanos sería una historia increíble.

Cando suene el teléfono, del otro lado estará Pelé. Sí, el genio del fútbol, el héroe de Brasil y el hijo pródigo de Santos; pero para Didí, padre de cuatro y abuelo de dos, es su cliente.

Las vidas de ambos están unidas. Las piernas del jugador lo llevaron a las manos del peluquero, cuando tenían 14 y 15 años, respectivamente. Hoy tienen 74 y 75. Quien iba a suponer que el vínculo sería eterno. O “hasta que alguno muera”, afirma Didí, sentado dentro de su peluquería, localizada al lado del estadio del club Santos, en la homónima ciudad costera.

Por media hora, nadie llegó al establecimiento. Didí asegura que la lluvia que cayó ayer en la tarde es mortal para el negocio. Para la entrevista fue un éxito.

Entonces cuenta que O Rei era un muchacho flaco y callado. Que era imposible predecir su destino.

Didí tiene su peluquería llena con fotografías y recuerdos.  | DAVID GOLDBERG
ampliar
Didí tiene su peluquería llena con fotografías y recuerdos. | DAVID GOLDBERG

Momento clave. No precisa con exactitud cuál fue la fecha en que lo conoció, pero sabe que fue en algún día de mayo de 1954.

Sí jura que fue después de un entrenamiento de las divisiones menores del equipo cuando el adolescente Pelé cruzó la puerta del local y pidió un corte extraño, quejándose de que en ningún lado querían hacérselo.

Didí explicó que era como los de ahora en los meninos : rapado atrás y a los lados y tupido arriba.

“Le dije: ‘Déjeme intentar algo’ Si le gusta gano un cliente y usted un amigo; sino, gana un enemigo'”, recordó, riéndose.

“Cuando terminé, se vio en el espejo un momento (hace la imitación moviendo la cabeza de lado a lado) y me dijo: ‘Usted ganó el cliente. Ahora será mi amigo’”.

Desde ese día nadie más volvió a cortar el cabello de Pelé. Nada más que ahora lo hace a domicilio, en la localidad de Guarujá. Aduce que cuando lo hacía en su peluquería llegaba demasiada gente.

¿Anécdotas de fútbol? Asegura que O Rei le contó demasiadas a lo largo de los años. Sin embargo, se acuerda poco de ellas. Le echa la culpa a la edad. Últimamente solo hablan de la familia, de la salud.

¿Cuándo dejará de trabajar? Afirma con contundencia que hasta que pueda mover las manos. Por ahora, espera, sin duda alguna, que suene el teléfono.

“Se lo corta todos los meses y la última vez fue el 12 de mayo; además, ya lo tiene muy largo”.

  • Comparta este artículo
Deportes

Didí: 60 años de ser el único que toca la cabeza de Pelé

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota