Deportes

La Selección Nacional tuvo un corto festejo, pues hay más objetivos

Actualizado el 15 de junio de 2014 a las 11:01 pm

Deportes

La Selección Nacional tuvo un corto festejo, pues hay más objetivos

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Fortaleza, Brasil. Pitó el final el árbitro Felix Brych, de Alemania: Costa Rica 3-Uruguay 1.

Joel Campbell corre a la tribuna noreste, adonde están casi todos aficionados ticos.

Celso Borges se abraza en el mediocampo con su compañero de posición José Miguel Cubero, zona en a la que rápidamente llegan casi todos los demás.

Keylor Navas abandona su arco buscando a alguien con quien festejar. Como siempre el portero es el que vive más solo. Giancarlo González le calma su necesidad saltando hacia él.

Por otros diez minutos, los costarricenses que acaban de dar un paso enorme hacia una más que sorpresiva clasificación se quedan en la cancha, ya sea cambiando camisetas con los uruguayos, cambiando camisetas entre sí o agradeciéndole aún más a los seguidores.

Luego todos regresan al camerino, ese en el que el equipo respiró en el entretiempo para darle la vuelta a un partido que era vital.

Se gritan, pero nada malo. Se insultan, pero eso es bueno. Códigos extraños del fútbol.

Se abrazan, chocan el puño y se vuelven a abrazar. Queda de manifiesto luego en un video subido a redes sociales por el asistente técnico Paulo Wanchope, seguro deseoso de calzarse los tacos de nuevo con esta esperanzadora generación.

En el televisor con circuito cerrado de FIFA pasan las mejores jugadas. Tapadón de Navas a Diego Forlán y celebran de nuevo.

“Grande Chata”, le gritan algunos de sus compañeros, hoy casi hermanos. “Guárdeme esa”, responde el mejor portero de la Liga Española en el mismo tono de voz , según cuenta el jefe de prensa de la Fedefútbol, Manuel Muñoz.

Luego vienen los goles ticos y de nuevo hay júbilo. Más abrazos. Más gritos. Más insultos.

La foto de rigor, en el camerino, para el Facebook. Un recuerdo que solo crecerá, conformen  pasen los años.  |  FACEBOOK DE JOEL CAMPBELL
ampliar
La foto de rigor, en el camerino, para el Facebook. Un recuerdo que solo crecerá, conformen pasen los años. | FACEBOOK DE JOEL CAMPBELL

Cambio. Ahí aparece un oficial de FIFA para llevarse a Campbell a conferencia de prensa, pues es fue elegido el mejor jugador del duelo. Lo sigue otro que se lleva a Óscar Duarte para la prueba obligatoria del control antidoping .

El zaguero cuenta en conferencia de prensa que no sabe qué pasó después, ya que su regreso fue aparte y no en el autobús oficial.

Él no sabía que sin dos de los baluartes del histórico triunfo, la euforia empezó a bajar.

Yeltsin Tejeda agregó que todo esta parte de la historia duró unos 20 minutos, porque ahí la realidad les recordó que lo de Uruguay solo fue un paso de tres que deben dar: el siguiente es Italia, el próximo viernes 20 de junio en Recife.

  • Comparta este artículo
Deportes

La Selección Nacional tuvo un corto festejo, pues hay más objetivos

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota