Deportes

Brasil cierra la puerta del Mundial a las barras bravas

Actualizado el 05 de junio de 2014 a las 12:00 am

Cada estadio será custodiado por 1.800 vigilantes privados, cámaras y rayos X

Policía fronteriza tiene información para evitar ingreso de seguidores violentos

Deportes

Brasil cierra la puerta del Mundial a las barras bravas

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Río de Janeiro. AFP Brasil quiere blindar su Mundial contra hinchas violentos: prohibirá el ingreso al país de fanáticos con antecedentes criminales ligados al fútbol y desplegará un fuerte contingente de seguridad para evitar peleas en sus estadios y alrededores.

A pocos días para el puntapié inicial de la Copa, los organizadores quieren evitar cualquier tipo de violencia similar a la que se registra con frecuencia en el fútbol local, protagonizada por las torcidas o barras bravas de Brasil.

Para garantizar la seguridad, cada uno de los 12 estadios estará custodiado, en promedio, por unos 1.800 vigilantes privados, que en caso de situación extrema serán apoyados por unos 700 efectivos de la fuerza pública.

Además habrá cámaras, rayos X, detectores de metales: todo para evitar cualquier objeto que pueda poner en riesgo la seguridad de un juego del Mundial.

La Policía brasileña estará alerta para que, entre los 100.000 aficionados argentinos que esperan para el Mundial, no ingresen a su país aficionados con antecedentes judiciales por violencia en el fútbol. |  ARCHIVO
ampliar
La Policía brasileña estará alerta para que, entre los 100.000 aficionados argentinos que esperan para el Mundial, no ingresen a su país aficionados con antecedentes judiciales por violencia en el fútbol. | ARCHIVO

El plan “anti hincha violento” comienza en la frontera, donde Brasil podría impedir el ingreso al país a posibles aficionados problemáticos, basado en un intercambio de informaciones de inteligencia con otros países, como Argentina y el Reino Unido, que tienen tradición de hooligans .

“Hicimos acuerdos a través de la FIFA. El objetivo es impedir que vengan y, si vienen, que no entren a los estadios”, dijo la presidenta brasileña Dilma Rousseff.

El desplazamiento de los llamados barrabravas argentinos, protagonistas de desmanes en anteriores citas máximas, es lo que más desvela a las autoridades.

En Sudáfrica 2010, la primera vez que las barras argentinas viajaron de forma organizada y públicamente visible, 20 de sus miembros fueron detenidos y deportados.

Hinchadas de 50 clubes argentinos conformaron Hinchadas Unidas Argentina (HUA) y hallaron recursos para viajar a Sudáfrica.

Ahora, Brasil 2014 volvió a juntar a 38 hinchadas con el objetivo de obtener boletos para los partidos e incluso frenar mediante un amparo judicial la entrega de datos sobre personas con antecedentes judiciales por violencia en el fútbol.

Tras una puja en la justicia, las autoridades argentinas terminaron por entregar la nómina a sus pares brasileñas y serán estas las que decidirán su ingreso al país.

“A los barras argentinas que tengan cuentas pendientes con la justicia les vamos a impedir la entrada y si logran atravesar la frontera, serán identificados y devueltos”, advirtió José Rebelo, ministro de Deportes brasileño.

Aún así, Débora Hambo, portavoz de las HUA, admitió que tienen en su poder 200 entradas “gracias a enlaces con hinchas en Brasil”.

  • Comparta este artículo
Deportes

Brasil cierra la puerta del Mundial a las barras bravas

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota