Deportes

A Brasil le pesa mucho la presión de jugar en su casa

Actualizado el 02 de julio de 2014 a las 12:00 am

Deportes

A Brasil le pesa mucho la presión de jugar en su casa

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Teresópolis, Brasil. AFP Si Brasil hubiera perdido ante Chile en su Mundial, la Seleçao de Neymar sería considerada ahora la peor de la historia, relegando al olvido a la que sufrió el Maracanazo en 1950. La presión pesa y el técnico hace lo posible para aliviarla antes del duelo con Colombia.

El partido de octavos con Chile fue tenso. Un balón de Mauricio Pinilla que pegó en el travesaño casi sella la sentencia del equipo de Luiz Felipe Scolari. La última vez que Brasil fue eliminada en esta instancia fue en 1990, solo que entonces no era el anfitrión.

La presión pesa en Brasil y el cuerpo técnico hace lo posible para aliviarla antes del duelo con Colombia. |  AFP
ampliar
La presión pesa en Brasil y el cuerpo técnico hace lo posible para aliviarla antes del duelo con Colombia. | AFP

Al terminar los 120 minutos de juego, Thiago Silva se apartó y se sentó en un balón para rezar. Prefirió no lanzar uno de los penales de la tanda decisiva y se rehusó a ver los cobros de sus compañeros pues la tensión era demasiada.

De rodillas, Silva lloraba sobre el gramado mientras era consolado por Scolari, que le sostenía la cabeza y le susurraba algo en el oído. “Tranquilo, lo peor ya pasó”, fácilmente le podía haber dicho.

“Tenía que estar en el medio del campo gritando, no estar abatido. Él es el capitán”, dijo en el canal Sportv Carlos Alberto Torres, que vistió el brazalete que hoy tiene Silva cuando Brasil ganó en 1970.

El equipo está frágil emocionalmente en parte porque no está rindiendo lo esperado en el campo. Y naturalmente está la presión de ser el anfitrión y tener la “obligación” con la Torcida de ganar.

  • Comparta este artículo
Deportes

A Brasil le pesa mucho la presión de jugar en su casa

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota