Deportes

Brasil 2014

Brasil cae en el maleficio de la Copa Confederaciones

Actualizado el 09 de julio de 2014 a las 08:00 am

Ni el campeón de América ni el campeón de la Copa Confederaciones ni el actual dueño del Balón de Oro llegaron a levantar la Copa del Mundo. Conozca cuáles "maldiciones" ya se cumplieron

Deportes

Brasil cae en el maleficio de la Copa Confederaciones

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
Las maldiciones siguen en la Copa del Mundo: Ni el ganador de la Copa Confederaciones, ni actual campeón de América, ni el Balón de Oro alzan la Copa. (Montaje de Jessenia Araya)

Campeones Copa Confederaciones:

Arabia Saudita 1992
Argentina

Arabia Saudita 1995
Dinamarca

Arabia Saudita 1997
Brasil

México 1999
México

Corea y Japón 2001
Francia

Francia 2003
Francia

Alemania 2005
Brasil

Sudáfrica 2009
Brasil

Brasil 2013
Brasil

Campeones del Mundo desde que se juega la Confederaciones:

Estados Unidos 1994
Brasil

Francia 1998
Francia

Corea y Japón 2002
Brasil

Alemania 2006
Italia

Sudáfrica 2010
España

Brasil 2014
Alemania, Holanda o Argentina

En el Mundo del deporte hay un sin fin de creencias y las Copas del Mundo no se escapan de ellas. Es por eso que con su humillante eliminación de la Copa del Mundo a manos de Alemania, la selección de Brasil volvió a caer en la 'cábala' de la Copa Confederaciones.

La Copa Confederaciones es el torneo que reúne a todos los campeones de las distintas confederaciones adscritas a FIFA, además del país donde se jugará el próximo Mundial. Dicho evento se juega un año antes de la gran cita mundialista.

La 'maldición de la Confederaciones' es clara: equipo que gana el certamen un año antes, no es campeón del mundo. 

Hace un año, específicamente el 30 de junio del 2013, Brasil derrotó 3-0 a España en la gran final disputada en el Maracaná, por lo que con su eliminación se volvió nuevamente a confirmar este maleficio.

Pese a su pentacampeonato, Brasil ha ganado cuatro veces este torneo. La primera vez fue en 1997; al año siguiente perdió la final del Mundial ante Francia 3-0.

Para el 2005, Brasil alzó nuevamente la Confederaciones en Alemania y un año después cayó en cuartos de final ante Francia. La historia volvió a repetirse en Sudáfrica 2010. Los brasileños llegaron como flameantes campeones del certamen, pero Holanda los envió a casa en cuartos de final.

Con la humillante goleada de 7-1 que les propinó ayer Alemania, la canarinha volvió a cumplir esta maldición.

Otros mitos. Pero no solamente la selección de Brasil se vio afectada durante esta Copa del Mundo.

Existe otro maleficio. Este tiene que ver con el campeón de la Copa América. Y es que, al igual que el campeón de la Confederaciones, ningún equipo que ganó la Copa América anterior al Mundial resultó campeón del torneo. 

La maldición se cumplió con la eliminación de los charrúas en octavos de final a manos de Colombia.

También la historia de los Mundiales dice que ningún equipo que fue dirigido por un entrenador de diferente nacionalidad quedó campeón del mundo. Esto se cumplió con la eliminación de Costa Rica con el colombiano Jorge Luis Pinto y de Colombia con José Pekerman.

Al quedar fuera la Portugal de Cristiano Ronaldo en primera fase, se dio otra cábala: nunca el ganador del Balón de Oro alza la Copa FIFA al año siguiente. Además, España dijo adiós tempranamente, lo que redondea el mito de que el primer equipo en el ránquin mundial gana el Mundial.

Hoy Argentina y Holanda se jugarán el pase a la final ante la poderosa Alemania. Ambas selecciones no se salvan de las maldiciones.De ganar, Holanda derribará el maleficio de que ningún equipo europeo ha ganado el certamen en América.

Por su parte, de clasificar Argentina deberá derribar todavía un mito más: desde que hubo Grupo F allá en España 82, nunca una selección sembrada ganó el Mundial, así que ya veremos cuál se llega a cumplir.

  • Comparta este artículo
Deportes

Brasil cae en el maleficio de la Copa Confederaciones

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota