Deportes

Perdió el título del mundo

A Hanna Gabriel la fulminó un zarpazo de la Loba

Actualizado el 01 de marzo de 2013 a las 12:00 am

Oxandia Castillo le arrebató la corona a la tica con un nocaut técnico en dos rounds

Una derecha fue lo que decidió el duelo que dejó callado al estadio Saprissa

Deportes

A Hanna Gabriel la fulminó un zarpazo de la Loba

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

El golpe de derecha de Oxandia Castillo tumbó a Hanna Gabriel y enmudeció al público de un Ricardo Saprissa que se quedó mudo, estupefacto y sin saber exactamente qué pasaba.

Lo que sucedía era que la tica estaba de cara a las lámparas y cuando se puso en pie no estaba en este mundo.

“¡Qué pasó? ¡Si se paró!”, preguntó, incrédula al límite, una espectadora cuando era evidente que Hanna había cambiado su estatus a excampeona.

De pie, pero groggy, era obvio que la pegadora costarricense no estaba en condiciones de seguir la pelea.

Así lo entendió el árbitro José Rivera, de Puerto Rico, y detuvo la pelea y la respiración de quienes seguían el combate en la Cueva, la televisión, la radio y las redes sociales, al minuto con 50 del segundo round.

Una derecha, nítida y mortal, acabó con la vertical de la ahora excampeona mundial de las 154 libras, peso superwelter, de la Organización Mundial de Boxeo.

La Loba, como se le conoce a la quisqueyana, le arrebató el fajín a la tica en su cuarta defensa.

Se trataba de la primera pelea de Hanna Gabriel desde que se midiera, en enero pasado a la estadounidense Dakota Stone y desde que se sometiera a una operación de espalda, que le corrigió un problema en la columna.

Mal desenlace. Lo que debió ser una noche con sonrisa por su regreso, terminó en una noche con mueca por el desenlace del combate-.

Aunque alguien se molestó con el árbitro, madrazo incluido, la verdad es que, se debe insistir en el punto, la decisión fue correcta.

Castillo dio un aviso de sus intenciones al cierre del primer asalto, cuando se atrevió a intercambiar golpes con Hanna.

En ese toma y dame, la ahora exmonarca terminó con el ojo izquierdo “tocado”.

Cuando se retiró del ring lo llevaba aún más hinchado

Tal intercambio envalentonó a Oxandia –quien todavía es una adolescente– y fue a buscar la pelea adentro, en el segundo capítulo, hasta que acertó el golpe que derribaría a la carta tica.

Como sucede en el boxeo, un solo impacto mandó a la escupidera cualquier táctica o a estrategia.

PUBLICIDAD

No había nada más que hacer; salvo reconocer la limpia victoria de la visitante.

Así lo hizo Hanna y así lo hizo una buena parte del público que dio una buena entrada en el Saprissa. Así es el boxeo.

  • Comparta este artículo
Deportes

A Hanna Gabriel la fulminó un zarpazo de la Loba

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota