LNCNacionHelper stGetHMTLPageAdditionalHeadItems
Deportes

Carrera con obstáculos

Luis Rodríguez se dejó la Urbanathlón

Actualizado el 14 de abril de 2014 a las 12:00 am

Llantas, rampas, escaleras, trampas con agua y un tobogán fueron los obstáculos

Deportes

Luis Rodríguez se dejó la Urbanathlón

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

La Urbanathlón rompió toda rutina en Tibás (Marcelo Poltronieri)

Corrió, sudó, saltó, escaló, rodó, se ensució y hasta se mojó... esas fueron unas de las tantas cosas que tuvo que hacer Luis Rodríguez para canjear su esfuerzo por la satisfacción de ganar la Urbanathlón 2014.

De hecho, todos los participantes hicieron lo mismo ayer, pero él fue el que lo hizo mejor.

Rampas, llantas, escaleras, trampas con agua y hasta un tobogán improvisado fueron parte del repertorio de una carrera que se salió por completo de la rutina.

Pensando en medir la recuperación de su cuerpo, Rodríguez se inscribió en el particular circuito de ayer, de la que terminó adueñándose sin ningún problema.

La ruta salió y finalizó en las instalaciones de la Universidad Hispanoamericana en Tibás, pasando por Multispa, Epa y por la escuela Miguel Obregón; todos y cada uno de estos sitios significaron una parada obligatoria con obstáculos.

El inicio parecía a una competencia de atletismo normal ya que no contó con obstáculo alguno, pero las pruebas empezaron con el primer bloque de resistencia, donde tuvieron que saltar una trampa de agua y luego pasar sorteando, entre brinco y brinco, una fila de llantas en el suelo.

La segunda estación iniciaba poniendo a prueba la agilidad de los competidores, pues para ingresar a esta, debían saltarse una malla.

La trampa de barro fue una de las más llamativas de la carrera. |  MANUEL VEGA
ampliar
La trampa de barro fue una de las más llamativas de la carrera. | MANUEL VEGA

Ya dentro de ese circuito los atletas saltaron varias rampas y se arrastraron por el suelo para llegar al tobogán de agua construido con madera y plástico negro.

Un poco más pesados, pero bastante refrescados por el chapuzón, los competidores llegaron al tercer circuito donde probaron fuerzas caminando con un bloque de cemento en cada mano.

La última parada se encontraba a 100 m de la meta, sin embargo, era la más desgastante, ya que antes de iniciarla debieron subir y bajar las gradas del edificio universitario.

Una vez abajo, todos se arrastraron por barro, avanzaron en un pasamanos de madera y finalizaron brincándose otra malla para cruzar la anhelada meta.

“Fue una carrera exigente y diferente, solo el hecho de los obstáculos la hace muy entretenida”, dijo Rodríguez luego de ganar la prueba con un tiempo de 00:26:28.

Por otra parte, en femenino, la experimentada atleta Jenny Mendez, simplemente, llegó a divertirse y sin complicaciones se adueñó de la carrera.

  • Comparta este artículo
Deportes

Luis Rodríguez se dejó la Urbanathlón

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota