Deportes

4. 500 atletas tomaron partida ayer por la madrugada

Maratón de Tamarindo fue un reto vestido de paraíso

Actualizado el 21 de septiembre de 2014 a las 12:00 am

Extranjeros se adueñaron de los primeros lugares en la maratón

Naturaleza pampera engalanó una de las competencias más esperadas en el año

Deportes

Maratón de Tamarindo fue un reto vestido de paraíso

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Maratón de Tamarindo (Adrián Soto H)

Tamarindo, Guanacaste. El cielo aún estaba oscuro, pero tenía más de 4.500 competidores dispuestos a ganarle el paso al amanecer.

La Maratón de Tamarindo hizo madrugar a todos y más a los participantes, quienes desde las 4 a. m. se encontraban en la línea de salida, frente al hotel Tamarindo Diriá, preparándose para las pruebas de 5, 10, 21, 30 y 42 kilómetros que despertaron a Guanacaste.

Si bien los favoritos se tomaron la salida con calma, con el pasar de los kilómetros la diferencia se hizo notar entre los claros candidatos y el resto de participantes.

El paisaje se convirtió en la postal perfecta que acompañó a los corredores en el duro desafío que comenzó con 23 grados centígrados y un 94% de humedad.

Los lugareños salieron de sus casas para ser parte de la gran fiesta del asfalto, que tuvo como protagonista a la naturaleza que engalana los pastos pamperos.

Víctor Julio Jiménez, vecino de la comunidad 27 de abril, salió a refrescar a los corredores de la maratón armado con una manguera.  |  RAFAEL PACHECO
ampliar
Víctor Julio Jiménez, vecino de la comunidad 27 de abril, salió a refrescar a los corredores de la maratón armado con una manguera. | RAFAEL PACHECO

El sol comenzó a calentar de a poco, pero no fue obstáculo para que los atletas apretaran el paso.

El nuevo trayecto se convirtió en el primer gran reto para muchos, pues en el kilómetro cuatro (cruce de Villarreal) se giró hacia la derecha hasta el sitio llamado 27 de abril, de donde se siguió el camino tres kilómetros hacia playa Junquillal y ahí se estableció el punto de retorno de los 42 km.

En ruta. A los 5 kilómetros se encontraban en punta de competencia los kenianos Kiplangat Tisia y Paul Wachira (42 km), así como el estadounidense Scott Wietecha y el nacional Jonathan Varela (21 km). Este último fue el competidor más explosivo al inicio.

La tónica de estos cuatro atletas al frente continuó hasta el kilómetro 10,5, que significó el retorno para la media maratón.

A partir de ese momento, Tisia y Wachira fueron uno dolo. Ambos africanos apretaron el paso y con una gran zancada se lograron devorar los primeros 21 km.

La belleza de la zona costera de Guanacaste y el horario de la carrera (salió a las 4 a. m.) se conjugaron para regalar vistas espectaculares.  |  RAFAEL PACHECO
ampliar
La belleza de la zona costera de Guanacaste y el horario de la carrera (salió a las 4 a. m.) se conjugaron para regalar vistas espectaculares. | RAFAEL PACHECO

Unos kilómetros atrás apareció la colombiana Jenny Méndez y atrás de ella Gabriela Traña, quien no se cansó de compartir con cuanta persona la saludó.

De los extranjeros, Wachira era la carta de lujo, pues tenía el récord desde el 2010 (2:27:15); sin embargo, Tisia pasó de acompañante a ser el nuevo número uno.

Con la mirada al frente, una cuota de decisión y un ritmo endiablado. Así fue como Tisia tomó la delantera antes de los 20 kilómetros.

Fue entonces cuando la rama masculina se sentenció hasta llegar a la meta con tiempo de 2:33:01. El mejor tico en maratón fue Abelardo Solano con crono de 2:47:52.

En damas, Méndez continuó en la primera posición y comenzó a sentir el desgaste. Traña aceleró hasta donde le fue posible, pero la atleta olímpica no se pudo salir de su libreto de entrenamiento y la cafetera pudo encabezar en el podio al detener el reloj en 2:57:16.

  • Comparta este artículo
Deportes

Maratón de Tamarindo fue un reto vestido de paraíso

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota