Deportes

Atletismo

Cientos de corazones palpitaron solidaridad en la carrera Porque Creo Corro

Actualizado el 23 de junio de 2013 a las 12:00 am

La edad no fue un impedimento para ayudar a los niños en riesgo social

Carlos Chavarría ganó en masculino y Katherine Arce lo hizo en la rama femenina

Deportes

Cientos de corazones palpitaron solidaridad en la carrera Porque Creo Corro

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Guadalupe se llenó de buenos corazones, que además de salud, palpitaron pura solidaridad.

La primera edición de la carrera “Porque Creo Corro” fue un buen parámetro para medir la bondad de esas pulsaciones ticas.

Cientos de fiebres, y de “creyentes”, se hicieron presentes ayer al circuito de cinco kilómetros, entre el centro de Guadalupe y la entrada de la Plaza Deportiva de Ipís.

Francisco Torrentes (centro) de 75 años, corrió ayer  la primera edición de Porque creo corro, acompañado de su inseparable andadera.   | RAFAEL MURILLO
ampliar
Francisco Torrentes (centro) de 75 años, corrió ayer la primera edición de Porque creo corro, acompañado de su inseparable andadera. | RAFAEL MURILLO

En un recorrido corto, pero bastante empinado en su totalidad, se llevó a cabo la competencia con fines de ayudar comedores escolares y niños en “situación de calle”.

Por eso en esta primera función, está de más decir, que el ganador no era el primero en llegar a la meta, pues los ganadores serían los niños beneficiados con las inscripciones.

Este objetivo lo tenía muy claro el competidor más respetado y, a la vez más aplaudido, de todos.

A pesar de que entró último a la meta, Francisco Torrentes, fue el corredor más ovacionado.

Con una gorra que le cubría parte del tinte natural que dejan 75 años en su cabello y agarrado con fuerza de su andadera, Torrentes hizo la distancia..., y más.

“Me sentí muy bien, pero cometí un error porque pensé que la carrera era mañana, y me vine corriendo desde Tibás, y cuando llegué a recoger el número (de inscripción) todos estaban listos para salir”, contó al finalizar la ruta.

Sonriente y de buen humor, contó que el aparato de cuatro ruedas que utilizó para ayudarse en la carrera se llama “corre y camina” y que él mismo lo inventó para evitar el sedentarismo.

“Esto yo no lo uso para que la gente me vea, es una herramienta que me ayuda a seguir adelante, y si con esto puedo ayudar a esta buena causa mucho mejor”, contó el competidor más veterano.

Por esta razón, Torrente dejó de lado su desgaste de rodillas, que lo ha postrado durante 20 años, y decidió salir a correr por la intención.

“Es maravilloso saber que uno a esta edad uno puede ayudar con algo a la sociedad”, añadió.

Otra de las más admiradas ayer fue Nani Quesada, una señora que se encuentra a las puertas del medio siglo, y que tampoco le tuvo miedo al pavimento por su edad.

PUBLICIDAD

“Yo no quiero que me apoyen, yo quiero que la gente se anime a correr y más cuando es para una causa tan linda como esta”, expresó.

Pero como toda carrera, a pesar de la causa y las buenas intenciones, siempre hay ganadores.

En el caso de los hombres, Carlos Chavarría se dejó la ruta con un tiempo de 20:30, seguido de este entró Hugo Céspedes (21:03) y en el tercer puesto Christian Ramirez al registrar 21:23.

En mujeres, el podio también estuvo reñido, pero el más alto fue para Katherine Arce tras frenar el cronómetro en 27:15, un minuto después ingresó a la meta Gloria Ledezma ( 28:11) y en la tercera casilla Kerem Araya Hernandez con 30:20.

  • Comparta este artículo
Deportes

Cientos de corazones palpitaron solidaridad en la carrera Porque Creo Corro

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota