Deportes

Atleta busca marca para ir a Río 2016

Maratonista César Lizano sobre carrera en Holanda: “Celebraré el resultado sea cual sea”

Actualizado el 08 de abril de 2016 a las 11:19 am

Necesita hacer una marca de 2:19:00 para meterse en las Olimpiadas de Río

Deportes

Maratonista César Lizano sobre carrera en Holanda: “Celebraré el resultado sea cual sea”

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
César Lizano necesita para el cronómetro en 2:19:00 (Miguel Jara)

Son las 10:15 a.m. en Rótterdam, Holanda, y el maratonista costarricense César Lizano sale a su primera sesión de carrera dos días antes de su última maratón previo a los Juegos Olímpicos de Río 2016.

El objetivo este domingo está muy claro: detener el reloj en un máximo 2 horas, 19 minutos y 0 segundos.

Lo veo salir de una torre de apartamentos a escasos metros del punto de salida de la maratón, está concentrado en el piso 22 bajo la supervisión de la nutricionista Catalina Fernández, del Comité Olímpico Nacional.

Tez morena, por kilómetros de entrenamiento bajo el sol, pequeño y liviano con 1,68 m de estatura y 60 kilogramos de peso. Le gusta hablar pausado pero con fácil sonrisa.

Quién escribe esta nota tiene la oportunidad de trotar 10 kilómetros al lado del corredor olímpico y hacer esta entrevista. Nada más iniciar el primer y único ascenso de la ruta en la maratón, el puente de Erasmsbrug Cesar, comenta acerca del trazado.

"Es rápida, muy plana, el clima está muy sabroso, lo bonito está en que habrá un grupo grande de buenos corredores buscando como yo la marca para Río".

El frío, el viento y una leve llovizna congela las manos del entrevistador, son cinco grados Celsius, algo muy distinto a los casi 30 grados de San José estos últimos días, pero Lizano viene de estar varias semanas concentrado en la altura y por ende en climas templados.

"Estoy muy tranquilo de mi trabajo, permanecí tres semanas cerca del volcán Barva, en Sacramento de Heredia, luego volé a Mammoth, California (Estados Unidos), donde vive mi entrenador Andrew Kastor y ahí hasta nieve había, así que este clima para mí está perfecto".

Un gran contraste de altura pues en las últimas semanas César ha entrenado y dormido a más de 2.000 metros sobre el nivel del mar y aquí en Rótterdam está a nivel del mar.

"Volver aquí es muy lindo, me trae buenos recuerdos, en el 2011 fue mi primera experiencia de una maratón en Europa, hoy en el 2016 me siento mejor adaptado, mi cuerpo responde muy bien al cambio de horario y alimentación, he cuidado todos los detalles para hacer una buena marca".

Este proceso de concentración total de siete semanas no ha sido fácil, no solo por el volumen e intensidad de sus entrenamientos sino por estar alejado de sus mayores tesoros en la vida, su esposa Gabriela Pérez, su hijo Gabriel de 11 años y el menor Samuel, de apenas un año y siete meses.

"Como ser humano es muy difícil alejarme de mis hijos y mi esposa, pero cuando hablo con ellos me motivan mucho, me transmiten confianza, apoyo. Son mi mayor motor, me tranquiliza saber que están muy bien".

Quienes somos afines al atletismo nacional nunca hemos pasado por alto que César siempre cruza la meta en Costa Rica de la mano de su hijo Gabriel. Con una sonrisa y un suspiro al mismo tiempo, César nos cuenta de su estrecha relación con Gabo.

"Desde que tiene dos años Gabriel cruza la meta conmigo, ahora ya grandecito hablamos de todo, él conoce de mis rutinas, me pregunta mucho de mis entrenamientos, de kilómetros. A él le gusta mucho el fútbol , todos los sábados que el juega siempre me cuenta de sus mejengas y lo que le enseña el profe. Me recuerda a mí de niño y mi locura por el deporte".

César cuenta orgulloso que sus hijos ya saben nadar pues a él le costó mucho aprender y lo hizo ya mayor.

Mientras corremos por las calles de Rótterdam ataviados con licras hasta el tobillo, tres capas de camisas, gorros y guantes, César se sincera con respecto a los pensamientos que pasan por su mente de cara al domingo.

"Esta maratón la tomo con mucha tranquilidad, he disfrutado más este proceso, mis entrenamientos han estado con mayor calidad porque no cargo presión. Sea cual sea el resultado, estaré muy satisfecho, no me guardé nada y cuidé cada detalle".

Este vecino de San Rafael Abajo de Desamparados no olvida sus orígenes, pues afirma que son parte de su motivación.

"Desde los 15 años representé a mi cantón Desamparados en Juegos Nacionales de Cartago 1998, ahí obtuve oro. Amo correr por ahí pues la gente siempre me saluda y me transmite su cariño. Imagínese ahora cuando uno viene a correr por Costa Rica, la gente lo reconoce como "el tico" que corre maratones, uno se convierte en un embajador de su país".

Acerca de las claves que lo mantienen en pie de lucha después de casi 20 años de competencias a nivel nacional e internacional, y con 14 maratones (después del domingo), César es puntual en señalar: "Sin duda la disciplina, amar lo que uno practica, disfrutarlo, eso es lo que pasa conmigo, amo correr, eso me gusta, por eso entreno todos los días, hago cosas extras, me sacrifico, todo en la vida es constancia, dedicación, nada es fácil".

Finalmente, César ¿Cómo visualizas la competencia del domingo?

"Saldré a realizar mi plan de carrera, sé que dolerá de inicio a fin pero dentro de lo posible lo disfrutaré. Sé que será un gran día. Los últimos meses me he fortalecido mentalmente y ahí estará la clave".

César cruza un semáforo hacia la derecha, terminará su primera sesión con diez aceleraciones de 100 metros mientras este periodista buscará más abrigo y su laptop para enviar esta nota antes del amanecer costarricense.

César me pide el favor de mencionar en la entrevisa a sus patrocinadores Scotiabank, Gatorade y por su puesto al Comité Olímpico Nacional.

  • Comparta este artículo
Deportes

Maratonista César Lizano sobre carrera en Holanda: “Celebraré el resultado sea cual sea”

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota