Deportes

Clausura de los Juegos Centroamericanos

San José 2013 se despide con pachangón

Actualizado el 18 de marzo de 2013 a las 12:00 am

Deportes

San José 2013 se despide con pachangón

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

8637110083820595
Resumen de la clausura
                         El Estadio Nacional se llenó anoche de luces en un espectáculo de clausura que, a pesar de su sencillez, cautivó a las cerca de 25.000 personas que asistieron al reducto de La Sabana. | LUIS NAVARRO.
ampliar
El Estadio Nacional se llenó anoche de luces en un espectáculo de clausura que, a pesar de su sencillez, cautivó a las cerca de 25.000 personas que asistieron al reducto de La Sabana. | LUIS NAVARRO.

Anoche no hubo complicadas escenografías, cientos de bailarines ni figuras gigantes en el Estadio Nacional... pero tampoco hicieron falta. Un sencillo pero alegrísimo espectáculo, cargado de luces y buena música fue todo lo que necesitaron cerca de 25.000 personas para hacer de la clausura de los X Juegos Deportivos Centroamericanos San José 2013 una pachanga sin igual.

El show comenzó con una pequeña descoordinación de la que pocos se dieron cuenta. Apenas se apagaron las luces del estadio, miles de personas encendieron las linternas de colores que les habían repartido al entrar. El encantador paisaje arrancó más de un suspiro, hasta que en la pantalla gigante del reducto apareció un letrero que decía “por favor no enciendan las linternas hasta que se les indique”.

Superado el chasco, la gente se dedicó a observar cómo la luces inundaban el Nacional para dar vida a un enorme volcán en erupción en pleno centro de la cancha. Otra vez, hubo fuego en el estadio, pero ahora las llamas eran inofensivas.

En la pantalla se proyectó una escena de la inauguración de las justas, donde un niño plantaba y regaba un árbol; anoche el niño regresaba a escena para ver cuánto había crecido su “hijo” y entonar a capella la Patriótica Costarricense. La gente escuchó en silencio, aunque hubo más de uno que tarareó la letra “tragando grueso”.

El Himno Nacional, entonado con respeto y la premiación de la maratón femenina fue quizá el momento más patriótico de la noche. Cuando Norma Rodríguez y Gabriela Traña subieron al podio para recibir las medallas de bronce y oro, respectivamente, el estadio estalló en aplausos.

Luego llegó la hora de recibir a los atletas, los homenajeados de la noche. La delegación tica –por mucho, la más numerosa– cerró el desfile, aplaudiendo a un ritmo que, de inmediato, contagió a todos.

El desfile concluyó con un agradecimiento a los cientos de voluntarios que colaboraron en el desarrollo de las justas, y la clausura oficial, con los discursos de rigor.

“Costa Rica ha tenido un retardo imperdonable en la inversión para el deporte. Ese es el principal legado de los Juegos: los costarricenses ahora entendemos que el deporte debe ocupar un lugar de primer orden en la agenda nacional”, resaltó el alcalde de San José, Johnny Araya, en su discurso.

PUBLICIDAD

“Nos queda una formidable infraestructura deportiva al servicio de jóvenes y adultos”, añadió.

La presidenta Laura Chinchilla y el jerarca de Ordeca, Emmett Lang, cerraron los discursos, con la clausura oficial y una invitación a que “la patria centroamericana” se reúna dentro de cuatro años en Managua, en los XI Juegos del Istmo.

Los atletas María del Milagro París, Marcela Cuesta, Rafael Ángel Pérez y Tarik Soto arriaron la bandera de los Juegos y, tras izar el pabellón de la próxima sede, llegó el momento de apagar el pebetero y comenzar la fiesta.

  • Comparta este artículo
Deportes

San José 2013 se despide con pachangón

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota