Deportes

Lagos quiere minutos en el Cuscatlán

Actualizado el 02 de octubre de 2012 a las 12:00 am

Deportes

Lagos quiere minutos en el Cuscatlán

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

                         Apenas consiguió el gol del triunfo ante Herediano, el pasado domingo, Cristhian Lagos se volvió a las graderías y les pidió más apoyo. | LUIS NAVARRO
ampliar
Apenas consiguió el gol del triunfo ante Herediano, el pasado domingo, Cristhian Lagos se volvió a las graderías y les pidió más apoyo. | LUIS NAVARRO

Así como a principios de año llegó al Santos de Guápiles deseoso de minutos en la cancha, pues en su paso por la Liga nunca los tuvo, hoy Cristhian Lagos arriba a la Selección con el objetivo de jugar en el estadio Cuscatlán.

En dicho escenario, Costa Rica disputará el próximo 12 de octubre el penúltimo partido de la cuadrangular que ofrece dos boletos a la hexagonal mundialista.

“Estoy muy contento por el llamado, tengo los pies en la tierra. Voy a trabajar mucho y ojalá que el profesor (técnico) me dé minutos en la cancha para aportar el máximo que pueda”, expresó Lagos ayer por teléfono desde Guápiles, adonde reside.

El atacante, de 28 años y 1,87 metros de altura, añadió que esta convocatoria es la más importante que ha tenido, pues se trata de un partido vital para el país.

“Me han llamado a varios microciclos, pero no he jugado todavía, estoy deseando que me den la oportunidad”, indicó el ariete.

Con 19 goles en este año (10 en el Torneo de Verano y nueve en el presente), y 30 en total en sus tres años en Primera, Lagos se ganó el llamado a punta de convicción y fuerza.

Él, que salió del Turrialba FC de Segunda División (hizo 38 goles en una temporada), sabe lo que es empezar desde abajo, pues tras el éxito en la campiña azucarera estuvo seis meses en Brujas y un año entero, casi sin jugar, en Alajuelense.

“Desde que llegué a Santos, que fue el único equipo que me abrió las puertas, estoy demostrando con goles mi agradecimiento, nunca me he puesto un techo, así que pienso seguir trabajando duro con la Selección, y, si Dios lo quiere, ser contratado en el exterior”, dijo.

Liviano. Parte de la enorme capacidad goleadora que hoy muestra Lagos está en qué en los últimos meses ha bajado de 97 a 91 kilos.

Ello le hace más rápido a la hora de pelear balones y le da mucho aire para defender e ir a la ofensiva.

Prueba de esto se notó el domingo anterior, cuando el Santos perdió un hombre al minuto nueve contra Herediano y a Lagos le encomendaron bajar a ayudar.

PUBLICIDAD

“Solo quiero ser mejor jugador y la dieta de la nutricionista me ha ayudado en eso. También quiero destacar el trabajo de mis compañeros porque sin ellos no lograría meter los goles”, expresó.

  • Comparta este artículo
Deportes

Lagos quiere minutos en el Cuscatlán

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota