Deportes

Fútbol Nacional

Opinión: Los errores y las virtudes de Jeaustin Campos

Actualizado el 20 de mayo de 2015 a las 09:15 am

Deportes

Opinión: Los errores y las virtudes de Jeaustin Campos

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Redacción.

La dirigencia del Saprissa se debate entre la continuidad de Jeaustin Campos como técnico o como gerente deportivo. Algunos directivos lo desean en la gerencia, otros en el banquillo.

Jeaustin Campos.
ampliar
Jeaustin Campos.

A unos no les gusta como plantea sus partidos, a otros sí. Lo normal en una Junta Directiva. A Campos hay que reconocerle que es un técnico ganador. Tiene estirpe de campeón y no por nada, en su hoja de vida con el Saprissa posee cinco títulos ganados.

Es la figura en el banquillo más ganadora en la historia de los morados y es el doble de efectivo en clásicos que su homólogo Óscar Ramírez.

Hay que reconocerle también que le devolvió en octubre anterior una cara muy agresiva al equipo tibaseño, que a la postre culminó con el título 31, dejando en el camino a Alajuelense y Herediano con un plantel más limitado que el de manudos y florenses. Punto para Campos.

Tras su llegada el año anterior, venció cuatro veces al Macho Ramírez, incluida una serie de semifinal sin ventaja deportiva. Sumó dos empates y perdió dos compromisos contra el timonel rojinegro.

Un clásico con Jeaustin en el banco, representa una garantía de un 80% de lograr el triunfo.

Dentro de sus virtudes, Campos rescató a un olvidado Deyver Vega y le dio la confianza necesaria para convertirse hoy en una pieza fundamental del equipo y promesa para salir al exterior.

Además, resistió el vendaval con la crisis en la portería y al final apadrinó a sus tres guardametas.

Hoy, Danny Carvajal es el cancerbero líder del ranking de porteros con 54 paradas en el torneo y un 71% de efectividad.

Por otra parte, Campos supo darle un sistema definido al equipo con un 3-5-2 que le generó resultados en cuanto a nivel de juego y poder ofensivo del plantel. Terminó líder del Verano con 45 puntos, siendo el equipo más goleador (44 goles en 22 fechas) y el menos goleado (22 goles en contra).

Sin embargo, en su ruta hasta hoy, Campos también se equivocó y cometió errores que tienen a la S fuera de la fiesta grande.

Por ejemplo, la sobrecarga física le pasó factura al Saprissa al final de certamen. Campos no rotó en todo el semestre y esto hizo que perdiera durante la fase regular a jugadores importantes. Además, Saprissa bajó su intensidad y rendimiento en el cierre del Verano mientras su rival en semifinales, la Liga, llegó en su curva de rendimiento más alta.

Jeaustin Campos siempre se muestra inquieto en el terreno de juego. | RAFAEL PACHECO
ampliar
Jeaustin Campos siempre se muestra inquieto en el terreno de juego. | RAFAEL PACHECO

Otro yerro de Campos fue la serie ante el América. 3-0 en Tibás y 2-0 en el Azteca. Cambios obligados y arriesgados en el juego de ida. Un planteamiento muy timorato en la vuelta.

Sigamos. El afán de Campos de dar declaraciones en contra de Alajuelense durante el certamen fue innecesario en algunos momentos. Sobretodo, cuando puso en la mesa frases sarcásticas y controversiales que al final se prestaron para el enojo y la burla manuda.

Recordar a la "Miss Fotogénica" en el Miss Universo (en alusión a la Concacaf) fue una de ellas.

Sin dejar de lado sus constantes críticas a los árbitros nacionales, incluida la acción de mostrar una billetera durante un partido ante Herediano.

Pero quizás, el error más puntual de Campos se dio en el primer juego de la semifinal.

El estratega quiso sorprender y el sorprendido fue él.

Primera equivocación. Dejar a Jonathan Moya, goleador del equipo y del torneo (hasta ese momento), en el banco. Inexplicable. Jeaustin prefirió incluir a Daniel Colindres, quien estaba sin ritmo y apenas se recuperaba de una lesión en el tobillo

Segundo. También mandó a la suplencia a Marvin Angulo, el mejor asistidor del plantel y el único capaz de marcar diferencia en la táctica fija. En un juego tan cerrado, esas opciones de balón parado pueden ser letales. Además, era de los futbolistas que venían con más regularidad en el grupo.

Tercero. En el descanso, Jeaustin sacó de la cancha al uruguayo Sebastián Diana (un fichaje suyo que solo jugó 45 minutos en una semifinal) cuando en realidad todo el daño manudo estaba hecho por la banda de Jordan Smith, a quien le robaron la espalda una y otra, y otra, y otra vez.

Por último, en el duelo de vuelta de forma también incompresible, se decidió por Mynor Escoe en la titular, cuando la gente esperaba la dupla Ariel Rodríguez - Jonathan Moya, los máximos anotadores del equipo.

Está bien, Jeaustin lo intentó, hizo lo que estuvo a su alcance, alineó a siete jugadores ofensivos (solo le faltó poner a Danny Carvajal como delantero), lo arriesgó todo pero no le alcanzó. La serie, prácticamente, la entregó en Alajuela.

La pregunta ahora es: ¿Debe seguir Campos como técnico o Saprissa debe apostarle a un nuevo proceso con otro entrenador?

¿Qué opina usted?

  • Comparta este artículo
Deportes

Opinión: Los errores y las virtudes de Jeaustin Campos

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota